sábado, 28 de febrero de 2009

VIAJE DE MARIPOSAS


Amar besando, besando amor,
paseando al caminar
surcar los barros,
cada paso con su huella
cada huella y su pasado.

Callar queriendo, queriendo callar,
pensando tener soñar
entre sábanas de abrazos,
dibujar callado
cada sueño con su frase
cada frase y su trazo.

Vivir sabiendo, sabiendo vivir,
deseando los deseos
aunque sean insensatos,
con la pluma acariciando
cada caricia con su mano
cada mano y su abrazo.

Tener pensando, pensando tener,
palabras acomodando
con los silencios guardados,
aprender contando
cada sombra con su tinta
cada tinta y su tintero de barro.

Vuelo que dura un sueño,
yo sueño,
sigo soñando…

martes, 24 de febrero de 2009

CALÉNDULAS EN LOS PÉTALOS




Dime que piensas en mi,
que lo imposible se ha hecho
y que la realidad de un sueño
ha caminado para verse,
y que ambos están de acuerdo,
que en ausencia te encuentras contigo
que no ha llegado la deshonra de caer en el olvido,
que la vida, solo a veces, se queda sin suerte
que hasta los silencios sienten,
que solo llueve en las cornisas
y que ya no existen enemigos,
que tu alma sigue inquieta
por lo que le depare el destino,
que a veces de mojarnos llueve
por el alboroto que sentimos,
y que hay ocasiones que te cercan como la nieve
que sorteas con dudas y sigilos,
que un terremoto ya no te mueve
que intuyes el camino a lo divino,
dime que esto no es ningún cuento,
dime que cuando piensas en mi sucede.


Fotografía de Pedro Garcea

viernes, 20 de febrero de 2009

PARA NO VOLVER


He caminado letras que sirven de compañía
acabando de pasar un rastro,
recogiendo emociones nevadas en tierra fácil
donde sus trabajadores semillan.

Se pueden encontrar versos
que todavía se pueden hallar,
voces que se lanzan y quedan maquilladas
en fachadas de ilusiones dormidas.

He visto calles de lejanías
que siguen sin poderse pisar,
donde miríadas de pasos fugitivos
buscan la sombra de la huella al caminar.

Se que existen las mordazas
que desean volverse a soltar,
envainadas del color que desprende
la rabia del dolor que acumulan.

He oído los cielos en soledades
llenos de ensueños y delirios cantar,
de requiebros de derechos o razones
y de lo imposible de amar.

Se que alguna vez he leído
en la espumosa sangre del mar,
que te harás sueño entre mis sueños
y mis ganas de volar.

He encontrado fortuna, secretos y maldiciones
en las praderas de las palabras al soñar,
moviendo las alas contigo
en los encuentros
que esconde la vida al pasar.

…mover las alas contigo sin dejar la vista atrás.
Fotografía de Pedro Garcea

lunes, 16 de febrero de 2009

PALOMAS NÍVEAS VOLANDO


A ti que te vas,
acabando de perderse en esta soledad
en los rostros que salpicaste de caminos,
ovillos de sonidos liberados de signos
cielos de manos abiertas a la necesidad,
soledad en acabarse
dibujando letras en ambos muros,
buscando el desconsuelo que consolar
atrapando el sueño de perdonar
esparciendo de estrellas los cielos mas oscuros,
soledad en acabarlo
llevando tu Dios acurrucado que socorre
portando de estandarte el corazón maduro,
ganando para todos el sentirnos vivos
perdiendo la vida al compartir y al amar,
soledad en acabado
algo mas eterno que la sombra de un hombre
en ese penúltimo día que fuimos compañeros,
que siento mas tu muerte que mi vida
que ya se lo que es estar muriendo
en acabando de nacer otra soledad,
a ti amigo que te has ido,
a ti que te me vas…

Para mi amigo DINO

viernes, 13 de febrero de 2009

MEDIO AMORDAZADO


Quise alcanzar la plenitud del ser
acunando la eternidad de las palabras,
cada una de ellas encendidas
buscando a cielo raso
aquella estrella de noche escapada.

Quise anhelar la perfección humana
abriendo la hermética caja del pensamiento,
encontrar el nombre exacto de las cosas,
sacar el don de las lágrimas
y sentir dormir la claridad en mi pecho.

Quise evitar estar en ti
acercarme mas de lo que estoy,
busqué el destierro que lo señala
y mas allá de donde los versos no pasan,
acomodar los latidos que le silban al alma.

Quise soñar con letras
que no deserten de sus sentidos,
aleteando llanuras de folios
para hacerse dueña de mis espacios
y por fin dejar abandonado al olvido.

Quise vivir lo incontable
mirando miradas mas de lo debido,
atrapando frases de pasión acariciadas
esculpidas en las superficies de un libro
deseosas por recorrer tus caminos,
y aunque quise…, no lo quiso el destino.


Fotografía de Esther Jiménez

miércoles, 11 de febrero de 2009

PERDIDO DE PAISAJES


Donde ir con la música del tacto cuando escucho las caricias contigo.
Donde ir con la sinfonía de tus notas que dejan repletas noches estrelladas.
Donde ir arrullado por las pasiones volando cometas esperanzadas.
Donde ir sin caer en el abismo del cielo limpio de tu mirada.
Donde ir para solo sentir que las maldiciones algún día acaban.
Donde ir para encontrar donde los poemas rompen.
Donde ir para nadar entre espumas escritas y calmas.
Donde ir para contar las miradas hechas al horizonte.
Donde ir para mi solo y que los recuerdos se silencien.
Donde ir a leer que a la vida se embarca de polizonte.
Donde ir con la pluma hiriendo de versos los campos blancos.
Donde ir sin la fortuna de no encontrarse en ningún lado.
Donde ir para cantar las desazones de los malos momentos.
Donde ir y deshacer los nudos que sujetan secretos.
Donde ir con los sueños que de locura terminan muertos.
Donde ir sino es contigo a ese choque de almas.

Fotografía de Pedro Garcea

domingo, 8 de febrero de 2009

TÚ QUE NO TIENES NADA


Tengo una sonrisa amordazada en un trastero
agazapada tras el ojo de una cerradura que tu cuerpo esconde.
Tengo un sortilegio trenzado colgado en el ropero
madejas de cabellos que llegan al amanecer de un vientre.
Tengo derramada un ansia con ceniza de cenicero
invitando a recorrer con la boca la duna que siente fiebre.
Tengo una garganta deseosa de tacto
que no tiene tiempo a que su grito a los oídos llegue.
Tengo un deseo escrito en un ovillo
de unas piernas que llueven en laderas sembradas de nieve.
Tengo el jirón de luz de un amanecer eterno
colgando del brillo de tus ojos y del bálsamo que llueve.
Tengo las distancias que dividen al camino
versando y tomando las reglas que busquen tu relieve.
Tengo un beso indecente que no aguanto
esculpido en el pensamiento por si se pierde.
Tengo palabras que hablan en silencio
intactas como la piel de una fruta verde.
Tengo las sensaciones barridas por el viento
girando en remolinos esperando por si vienes.

Tengo tantas cosas tuyas que no se ni lo que tengo,
…mas que tú de ti tienes.

viernes, 6 de febrero de 2009

AMANDO CUALQUIER CAMINO


Cada migaja entre dos bocas
ese todo tu ser,
eso que de ti tanto quema
el desenfreno que surca las venas
el frenesí de un amanecer.

Cada sueño que se contempla,
aquel latido que suena
tras los aromas que corretean,
como llamas voraces que humean
de todo lo que te hace creer.

Cada pedazo de un páramo
escondido tras los colores,
que está sembrado de hambres
gritando como bordes cortantes
sobre la brisa fantasma del ayer.

Cada soslayo de mirada
que dormita en viejos andenes,
que tiene cerrojos gastados
hirientes surcos cuarteados
ajusticiados por el hombre.

Cada saber que me acerco
a ese beso que no doy,
con abrazos que han volado
y raíces de vientos de secano
dejadas por el otoño al caer.

Cada menos y mas,
para volverte a mirar
en el borde del horizonte,
pasos que me acercan tozudamente
a la vereda de tu atardecer.

Vayamos andando a encontrarnos
lo que se descubre con ver.

martes, 3 de febrero de 2009

ESTELA DE HUMO

Que vida esta,
que me entretiene con el verde de los bosques
o de los sabores de las flores,
que reúne en consejos de cielos a las aves,
que me sorprende con el volar de las nubes,
regalándome un sol y una Luna,
esta vida
donde casi vivir se hace quimera,
donde cada vez nacen menos brotes
o el lago de la sonrisa pierde su ribera,
que me señala un arco iris en las tristezas
o inventa un viento que llena de magia la veleta,
esta vida
que me enmudece la boca de esperanzas
o del infinito encerrado en una estrella,
donde el espíritu se mezcla con cadenas,
donde las palabras se tornan baladas
o me enloquece con el misterio de sus maneras,
esta vida
que surca los tiempos con eternos fantasmas,
que manipula los suspiros de ansiedades
o se duerme de sueños que no conocen frontera,
donde sus enloquecidos deseos andan pidiendo
que solo quiere que la quieras
esta vida
donde el querer suele doler a veces,
donde las lágrimas espantan las penas
o donde el destino te va secando la venas
y cuanto mas la quieres mas te envenena,
que vida esta.


Fotografía de Esther Jiménez