jueves, 31 de diciembre de 2009

DE PAR EN PAR














Hijo mío...

Quiero evitar un decir que suelo decir sin decirlo,
como la canción que se canta al blanco mirlo
con el ímpetu del viento que con prisa se lleva,
haciéndose intención cuando se eleva
sobre musgo de ausencia en orillas dormido.

Quisiera decirte si mi palabra no se dispersa,
lo que sin saber mi humilde corazón expresa
alzándose de amor que como el humo sube,
inflamándose frondosa como la blanca nube
hablándote del tiempo vacío sin tu presencia.

Quisiera hacerte sentir y sin haberlo dicho decir,
lo que tu vida me llena y que aún está sin decidir
el amor que eterniza lo fugaz de las cosas,
que no hay mas verdad que el aroma de las rosas
y que no pierdas la niñez que de ti se aleja.

Quiero decir si tu me dejas,
callando para que tu lo sepas
que ya eres un sol que camina radiante,
al que quiero demostrar a cada instante
que tus latidos son la causa de mi existencia.



Fotografía de Héctor Jiménez

jueves, 24 de diciembre de 2009

ROCES DE UNA ILUSIÓN

Te presiento
por el trasiego de las palabras
acosando con cada una de sus letras
emborronándose tras cada renglón.

Te presumo
en noches que apagan sus estrellas
en las lágrimas vertidas por ellas
y tras los ciegos ojos del sol.

Te noto
entre desmayos desnudos de sombras
y en estrofas que sin querer tu nombras
a una Luna pálida de dolor.

Te percibo
en el vuelo de una mariposa reciente
o en el trasluz de un viento ausente
que se escribe por amor.

Te siento
en el llanto del caño de la fuente
o en el eco que repite indiferente
los latidos de un corazón.

Te pierdo
en la puerta que abre la tierra
en la mirada que la sombra cierra
y en unos versos al límite de la razón.


Fotografía de Pedro Garcea

martes, 22 de diciembre de 2009

LA AUDACIA DE LA MEMORIA


Enredándome en un quejido,
con su fuego fugándose de mi voz
y los momentos que se han perdido
en compases de pensamientos
llorando algún que otro olvido,
salpicando las paredes del tiempo
de las sombras de un jardín sombrío,
volando en el alma de las cosas que siento
buscándote en el viejo recuerdo
o en algo que de mí nunca has sabido,
rememorando el vuelo de la mariposa
y la magia que tu pariste en paraíso,
vagando entre letras que se huellan lentas
y del verso que se vive en un suspiro
atrapando ese sueño que se hizo mío,
que siempre me encuentra dormido
escribiendo en estrofas audaces
lo que de ti llevo conmigo.

Fotografía de Héctor Jiménez

jueves, 17 de diciembre de 2009

ASERTO


Cuando se presenta la luz
y la cómplice caricia del aire
donde corretea el silencio al pasar,
pierdo la sonrisa que puede regar un valle
en escritos versos dichos sin pensar
sintiendo la vida que calmada pace
al desvanecerse en sombras de calle
o en gotas saladas de mar.

Al quererte más
vuelo con plumas de tinta
sobre hojas lentas vestidas de silencio
que brotan gritando tu nombre al amar.

Cuando se apague el tiempo
desde las lágrimas del tormento
hasta donde llegan los dedos del viento
aunque no te vuelva a ver jamás,
sabré llegar donde se corta la esperanza
donde corretea el cielo de la mañana
que al pasar susurrando se abalanza
al lugar donde se pondrá a jugar,
algo que jamás te podré ocultar
esa promesa perdida en el aire
y que se hace imposible olvidar.

Lo que entre sombras sueño,
en cuanto amanezca prometo ponerme a buscar.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

CAYENDO EN EL INTENTO

Trato de olvidar lo que pueda
para quedarme sin estelas que pisar,
saboreando las vueltas de la rueda
tensando la cuerda lo que se halla de tensar,
desatando nudos hechos de maromas saladas
salpicadas de perlas dejadas por la mar.

Trato de deshacerme de lo que tenga
y desnudarme sin ecos que repicar,
entregándome el tiempo que me queda
a que las flores me enseñen a respirar,
haciendo de su caricia una cerca
y de su aire escrito solo un cantar.

Trato de escaparme de tus brazos
para encontrarte en cualquier revuelta,
sobre distancias que nunca lograré hollar
soñando los pasos sin darme cuenta,
volando estrofas en cielos de estrellas
que se sueñan sin poderlo evitar.

Trato de cambiar la fría resaca
por un paseo tuyo que me rodea,
pisando rastros en el papel ocultos
que caminan de razones ciegas,
de versos semillados en sus cunetas
que palidecen de palabras muertas al brotar.

Aceptar que te llevo conmigo
lo llevo intentando hasta la fecha.


Fotografía de Esther Rivera

lunes, 7 de diciembre de 2009

EN EL RECODO DE un pensamiento


Pensando en ti
aprendí a cazar la niebla,
a pesar que la distancia es tiniebla
y que la memoria muerta
tiene un abrazo amargo.

Sin tenerte
aprendí a invitar al querer
a obviar tu escondite sin desfallecer,
besando labios sin forma
y a quemarme en su ardiente horma.

De tu ausencia
aprendí a tener el cuerpo desnudo
arropado hecho ovillo y hecho nudo,
rendido a tu piel pensándote
y fluyendo de un sueño tuyo.

Soñando en ti
aprendí a escuchar los ecos
atrapando melodías en todos sus huecos,
a no tener la certeza de las cosas
y a beberme las esencias mas hermosas.

Sin quererlo
aprendí de ti sin tenerte,
que la vida no para de dar vueltas
que escribir de ti en hojas sueltas,
hace que en ti pensemos los dos.


Fotografía de Pedro Garcea

viernes, 4 de diciembre de 2009

PLANES PARA OTRA VIDA


Un día mas como todos,
paseado de minutos y segundos
esclavo de un reloj de arena
en un tiempo muerto que desea acabar,
que si estás la vida me basta
siendo lo que soy y lo que no soy
para el todo y para la nada,
jugando el devenir que se estrena
de un instante que cabalga
en un día mas como otro, un día mas,
describiendo con el lenguaje de las letras
el paisaje de los árboles huérfanos
y el momento que siempre espera,
que si estás tu me basta todo
para llegar a ser y no solo estar
sentir soñados tus abrazos
refugiados de mi lo mas cerca,
ganando al viento su pasado
sin avistar si el presente se acerca,
derramándote en los garabatos
que se esculpen inesperadamente
en latidos de un día como otro cualquiera.

Que te puedo decir, que tu no sepas…