lunes, 26 de abril de 2010

VANIDADES DE LA PLUMA










Siento debilidad por las palabras que olvido
inanimadas sin haber perdido aún su viejo latido.

Si pudiera hacerlas oír
todo lo que me quieren decir
con la piel de su caricia,
y sus huecos pudiera cubrir
con el amor por avaricia.

Palpando el ímpetu desairado que se desvanece
ante lo eterno del sencillo instante que te amanece.

Cansado, perdido e incauto
adornándome de cicatrices secas,
sometiendo el tiempo a los trazos
sacando el sentido a las letras
inundando las hojas de abrazos.

Percibiendo sus aromas en versos que escribo
sobre espumosas muescas de cualquier libro perdido.

Caminos que otros recorren
a la sombra de lo vencido,
cuando nada duele ni pesa
queda todo en el vacío
enterrado en una estrofa muerta.

Soñando los misterios por los versos perseguidos
anegando el alma de besos por los sueños conseguidos.

Cuando se van en un adiós
perseguido por la mirada
tras la verdad escueta,
que trajina sin piedad mi alma
con las preguntas sin respuesta.

¿Cómo pude olvidarlas?
¿Cómo podré encontrarlas?
¿Cómo he podido?




Fotografía de Pedro Garcea

lunes, 19 de abril de 2010

DEBILIDADES y fuerza


Soy insensato
pretendiendo enmendar lo roto
y lo incauto.

Soy inocente
al dejar pasar los fallos
de lo indefendible.

Soy impaciente
soñando que la soledad se escapa
de lo impasible.

Soy ceguera
en océanos de sentimientos
de lo increíble.

Soy soberbio
con la aridez de las esperas
y lo inservible.

Soy atrevido
si me sorprende la belleza
y lo inaccesible.

Soy tartamudo
si esculpo la forma de tus ojos
de lo invisible.

Soy absurdo
sosteniendo el amor en los brazos
de lo insostenible.

Soy palabra
que termina secuestrada en el tiempo
de lo insensible.

…pero también soy esperanza,
cada vez que te veo durmiendo
en acunadas letras de lo imposible.


"Amo a los que anhelan lo imposible" (Johann Wolfgang Goethe)


Fotografía de Pedro Garcea

miércoles, 14 de abril de 2010

ESPEJISMO DE JARDíN













Girando alrededor de aquella flor
con los colores contenidos del mundo,
elegida por brotar de lo profundo
para hacer de su existencia la belleza.

Aquella flor, que desnuda se posa en la mirada
y seduce con aromas a mentira disfrazada,
los vacíos pozos de la oculta ceguera
con universos de ilusa esperanza.

Sollozando en el rocío de aquella flor
aprendiendo lo pequeño que soy,
que caminando voy como voy
a quitarme del corazón la mordaza.

Aquella flor, que reina con su color de amor
sobre el jardín salpicado de mariposas,
que revolotean buscando las mas hermosas
y roban al ansia la añoranza.

La divina voz de aquella flor
que llegó disfrazada de encuentro,
con la llave que abre lo de dentro
liberando al alma de su coraza.

Aquella flor, que paseando amé una mañana…

lunes, 12 de abril de 2010

LA TORMENTA QUE ESPERO









Lloviendo el siempre con todo
sobre alma de tierra y de cielo,
desnudo de lo claro y lo oscuro
cubierto de la piel del anhelo.

Escampando un casi nada
en las laderas de las montañas de la vida,
que de su alta inmensidad se vacía
y arde en frondoso bosque del deseo.

Tronando de amor en el desvelo
con secretas tintas que anochecen mañanas,
quedando las manos limpias y los ojos ciegos
a destinos con las sendas marcadas.

Relampagueando en un apenas
oteando los compases de las entrañas,
robando el poder de las llaves
dejando abierta la puerta del alma.

Mojando calles de viento mudas
en poemas de versos ancladas,
donde un quizás pueda encontrar palabras
para mudar la tormenta por calma.

jueves, 8 de abril de 2010

CEMENTERIO DE FANTASíA


Llenas de eternidad
caminan las nubes en lo alto
al trote del latido del cielo,
donde van derramando su estelas
jugando con la luz del rayo
desnudando la corteza de la tierra,
abriendo campos de grietas
que se desprenden sin hablar
caminando sobre el color de sus praderas,
acariciándolas de gotas de aliento
que se viajan por sus caderas
si se encienden sus estrellas,
morando la paz de las letras
que el caudal de la tinta arrastra
en escritas nubes que vuelan,
llevando a las huellas del tiempo
donde las almas esperan
a que llegue su eternidad.

Fotografía de Héctor

lunes, 5 de abril de 2010

CREENCIA


Paciente amor
que solo recibe soplos de letras,
vientos de palabras que se encuentran
colgadas de los instantes
que las praderas del tiempo trepan.

Paciente sabor
que se amarga si lo penetras,
entre ventanas cerradas por estrofas
palpadas por la ceguera
que anega la luz de las sombras.

Paciente caricia
que se escapa por las puertas,
cielos que se codician de estrellas
soñados despierto
sobre pilas de hojas sueltas.

Paciente impaciencia
que se mira en miradas maestras,
inquietud trajinando mis estancias
del ímpetu solitario
que siembra de versos las huertas.

Paciente silencio
que encanta serpientes hambrientas,
arañando las entrañas de las distancias
con la duda incierta
de describir lo que nadie anhela.

Y detrás de todo, solo estás tú.


Fotografía de Isabel