lunes, 5 de mayo de 2008

SENTIRME EN TU REGAZO

La vida es un ovillo
un embrollarse sin donde,
es comprender sin olvidarse,
ríos de esperanza sin cauce,
es bostezar mareas de sueños,
ecos, que dibujan el horizonte.

Son palabras colgadas de un hilo
caprichos que el azar esconde,
es la sed que ha de saciarse,
camino que la noche desvanece,
mármoles de niebla desechos,
estrofas, de poeta inocente.

La vida son desmayos,
deseos, …deseos de tocar el cielo.



Fotografía de Esther Rivera

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin abrazos no hay vida, mi vida.

Anónimo dijo...

Sin abrazos no hay vida, mi vida.

Anónimo dijo...

Dos mejor que uno. La Mahou. Sorry.

Anónimo dijo...

"Los hombres aman sus vicios y al mismo tiempo los odian." (Lucio Anneo Séneca, 2 AC-65, Filósofo latino)

brujita dijo...

Lo haces mu mal, pero no puedo pasar sin leerte.
Uno y mucho es.

Anónimo dijo...

Hilos de esperanza,
ovillos de sueños,
palabras que desvanecen
azares y deseos...

clara dijo...

VIDA TRAS LEER TU POESIA.
¿Que siente el alma ante el papel, tras vivir el parto de otro alma que dió luz a una poesía?...
Sé lo que no siente.
No siente engaño;
no siente prisa.
No siente deseos de ser preñada sin cita.
No se siente medida.
No se siente sola.
No se siente herida.
Quizás se sienta,
abrazada cálidamente
entre el son de lo que se siente enseguida.
Quizás paladee la cercanía,
del reflejo
que por instantes
fuertemente desearía.
Quizás se capaz de beber
esta forma de vida,
que tan lentamente la seducía,
con el arte que porta la poesía.
¡Seré tuya!, dice el alma,
mientras me llegue el reflejo de tu cercanía,
que me permite vestirme de poeta,
porque de mi papel ya brotó esta poesía.
¡Seré tuya poeta!,...
que quiero seguir haciendo poesía.

Clara.