domingo, 14 de julio de 2019

CUANDO EL OCéANO TIENDE AL INFINITO





¿Madre, está baja la amar?
Ciego a las mareas
no a su vida.

¡Madre, como está de baja la mar!
Sordo a las olas
no a su música.

Madre que baja está la mar.
Como si todo fueran
melodías y espuma.



Coproducción Pedro & Víctor



miércoles, 10 de julio de 2019

TARAMBANA





















Te escribo para dejar tu voz
en el salón cerrado de las letras,
para ser el bálsamo de los olvidos
que de hielo cubre mis sentidos
con ecos que repiten saetas.

Tu pusiste estos versos en mi boca
sin saber porque,
posando tus ojos en mi vacío,
al mirarme sin miramiento
dándole aire a un suspiro,
encontrando los colores al viento
para el cuadro que pinto,
sacando la tinta de un sarmiento
y provocarle al poema un latido.

Abriste las ventanas del destino
sin saber hacia donde,
encontrando el camino escondido,
al pasear mi loca alegría
acercando tus labios a los míos,
entre las estrellas del mediodía
que dan a las palabras sonidos,
despertando a la soledad dormida
con las caricias de sus ruidos.

En estrofas hechas de sombras
me hiciste sentirme vivo,
las hojas temblaron con las brisas
y a las letras les entraron las prisas
por buscar el amor sin motivo.


miércoles, 26 de junio de 2019

HUESOS DEL ALMA



Descorcho la luz
tras los cristales de un sueño,
mientras tu sonrisa habla
prendida entre horas
desnudando el revestido eco,
al deshojar tu voz
no paro de pensarte sin resuello,
tras los ojos de la verdad
están las caricias furtivas
que me tientan al momento,
en busca de las palabras
para narrar otro encuentro,
vivido con desenfreno
dibujándote en una hoja
poniendo en ello mi empeño,
en el mágico manto del placer
tras un sigiloso reflejo,
que te cubre y perturba
del frío de unos ojos con velo,
removiendo las nubes
de esas huesudas miradas
que cubren el perfil de tu cuerpo.


Fotografía de Gemma. 

domingo, 16 de junio de 2019

PENúLTIMA CARTA






Yo seré,
el miedo y la pena,
la postrera verdad
de una última cena.

Sé que no cambiaré
que mi destino espera,
dando pasos soñaré
con los límites de una frontera,
donde me besará el silencio
en esa oquedad vacía
de fría piedra,
envenenándome la vida
de la frágil realidad invisible
bajo el crepitar del polvo
y la tierra.

Y yo seré,
sombra y silencio,
el que nunca fue
ni nunca será poeta.

Fotografía de Gemma

lunes, 10 de junio de 2019

SABIDURíA IGNORANTE





















Sin tu saberlo,
te busco en el vacío horizonte
de un silencio vano
o en la sombra de un sótano,
para saciar mi hambre
dejada por tu nombre
en la comisura de mis labios.

Sin que tu lo sepas,
te dibujo con la manos
en las lánguidas gotas del espejo
o detrás de cada reflejo
que salpicaron tus ojos,
dejando los campos rojos
pintados de encendidos besos.

Sin que tu llegues a saberlo,
te he vuelto a soñar
en aquel lejano trastero
o en el jardín del forastero,
donde se escondieron los ecos
palpitando de negros huecos
acicalados con embelesados ramos.

Sin darme cuenta,
he aparecido a tu lado
entre las miradas de las que te despojas
o trastocando sueños en hojas,
al salpicar de pequeños trazos
la distancia que de amor juega
entre tú y estos versos embrujados.



sábado, 8 de junio de 2019

CON LOS OJOS CERRADOS


Eso,
no esto
ni aquello,
lo que está en el umbral
de mis deseos,
inesperado,
impredecible,
el brotar de la encrucijada
en mis besos,
sosegado,
eco sereno,
en el flácido latido
de mis huesos,
brisas,
vientos,
que me balancean la vida
con mis versos.

Todo eso,
sería posible
o hubiese sido,
si no fuesen sueños.


martes, 4 de junio de 2019

MALDITA CONFABULACIóN


















Avispero abandonado
desahuciado de un laberinto estrecho,
que rompe su bravo oleaje en el pecho
dejando al corazón asustado.

Un secreto que persiguen leyes
abriendo de voces todas las heridas,
que aunque tan solo vivieras mil vidas
a despertarte no se atreve.

Si tentaste a su suerte no pudiste
entender la luz rota, bella y triste,
cuya matanza nunca se entiende.

Fue una aventura de aficionados,
que en la soledad fueron consolados
por la esperanza que no se detiene.


Fotografía de Gemma

viernes, 31 de mayo de 2019

SER CADA VEZ MáS POESíA













Quisiera,
recordar al tiempo
describiendo imágenes,
que nada más llegar
quiere marcharse,
tejidas con hilos de recuerdos
que visten de canas las sienes
de los sueños al acostarse.

Y quisiera,
repetir los mismos cielos
que cubrieron esos lugares,
mojando con las mismas olas
playas rotas de brillantes lunares,
cabalgadas por el viento del misterio
dejando todas sus puertas abiertas
al conseguir abrirlas con sus llaves.

Y aún quisiera,
que vuelva a ocurrir
todo aquello que no ocurrió,
que regrese entre nubes
la historia que quedó olvidada,
las letras de tinta mansa
saltando de nuevo en la lámina
por mis manos derramadas.

Quiero,
que fluyan de mi boca seca
todas las palabras.


jueves, 16 de mayo de 2019

CASI O ACASO



Buscando a tientas
en la comisura de tus labios,
casi llego a besarte
o acaso posarme,
en la magia de tus ojos
cuando te me acercas.

Caminando sin metas
sin apenas darme cuenta,
casi te he rozado
o acaso tropezado,
con la caricia de mis manos
sobre tu cintura quieta.

Imaginarte a ciegas
al tejer palabras inquietas,
casi sin dibujarte
o acaso soñarte,
con la tinta de mis dedos
es encontrarte en los poemas.


Fotografía de Pedro


viernes, 10 de mayo de 2019

CON NOCTURNIDAD










Oscuridad estrellada
con los reflejos opacos,
pálida sábana lustrosa
en un calendario de instantes posados,
que cubre el cansado mundo
al acostarse la vida sin espacios.

Tenues calles de Luna
con el ritmo de perdidos pasos,
donde se posan todos los ocasos
en avenidas de gargantas mudas.

Con nocturnidad te vigilo
antigua noche de ronda,
cual sereno noctámbulo
que te acompaña despacio
entre esquinas, farolas y sombras,
volando con tus luces los charcos
hasta que rompes en lo alto.

Y yo, como cada noche, esperando
que vuelvas a enamorarme,
sola, negra, deshabitada, misteriosa.


martes, 7 de mayo de 2019

DIGNA ELEGíA


















Aquí soy,
casi todo o casi nada,
interminables voces que recuerdan
entre ecos que se desmadran,
colgados en el filo de una nube
que el viento ha conquistado
con hálitos que se escapan
en manos llenas de palabras.

Aquí estoy,
con casi todo o casi nada,
irrepetibles vacíos que no se llenan
de los silencios sin tiempo
o de músicas que caracolean,
en los huecos de un corazón
latiendo sin tener un dios
y que entre las sombras reza.

Aquí escribo,
casi todo o casi nada,
monótonas notas que resuenan
de letras que emergen de vida
que alguien lee y tira
repletas de instantes que abrazan,
versos caídos en hojas
que dejan vacía el alma.


martes, 23 de abril de 2019

MINDFULNESS




Tengo el recuerdo
anclado en un latido
como si no se hubiera ido,
acurrucado,
su palpito reverbera
haciendo de las palabras sonidos
con el ritmo que el amor expresa,
sensitivo,
ese tacto que regresa
entre las caricias de los sentidos
traídas por la memoria que no cesa,
adormecido,
es el sueño que trasiega
a la pasión de la memoria eterna
despertándome sin ningún motivo,
repetitivo,
eco que me golpea
con los abrazos del cariño
y que si para con el me extingo.


Fotografía de Esther Rivera


viernes, 19 de abril de 2019

HUBO ENTONCES















Hubo entonces
un atardecer de viento,
donde flotaban palabras
que unos ojos miraban
sin reconocer que buscaban
tras el infinito.

Miradas de piedra
hechas aroma de hierba
convertidas en grito,
caminando revueltas
con sones desprendidos
sobre huellas sin destino,
canciones de amor envueltas
por difusos deseos remotos
en bocas con feroz apetito,
volando listas y resueltas
entre latidos silenciosos
para llenar un vacío,
susurrando las letras
que se hicieron carne
en hojas de libros.

Hubo entonces,
un ayer enterrado de tiempo
donde unos lánguidos ojos
se quedaron dormidos,
sobre ecos de esperanza
en las páginas del olvido.


Fotografía de Gemma