miércoles, 13 de noviembre de 2019

TE RESPIRO












Te respiro
en tintas que no laten
de leves mundo frágiles
que hacen tempestad del silencio,
sobre los borrones de colores
que llueven por las hojas
desmelenados, fieros,
donde lucho por encontrarte
entre las sombras forjadas
de una cuartilla sin suelo,
persiguiéndote con lápices
que nunca pisan la tierra
colgados de un parpadeo,
más allá de las letras
donde deambula mi vida
errando con las níveas nubes
que lentas adornan el cielo,
líneas que portan voces
unidas a los hilos que atan un verso.

Atrapo tu aire
en desérticas lágrimas negras
sueltas de unos ojos hambrientos,
encendidos al buscarte
en las miradas del viento,
abriendo las sombras
con la luz de lo que escribo
al acantilado del pensamiento,
mucho más cerca del olvido
que de un pálido recuerdo,
elevándome a la cima de los sentidos
haciendo crujir la sencillez del sonido
con la infinitud del tiempo,
arrastrado por un sueño perdido
y sin percibirte aún te respiro
porque en el aire vuela un te quiero.


Fotografía de Esther Rivera

domingo, 27 de octubre de 2019

PLAYA DE LA NOSTALGIA




Superficie descarnada,
equilibrista,
sin alas,
fuerza con piel
donde la escacha resbala,
trono resbaladizo
cuna del agua,
repetitivo esbozo
de un cántico que abraza,
con gaviotas, velas y nubes
que de horizontes descansa,
en la serenidad y el sosiego
entre piedras a la deriva
de una dormida calma.

Colmado de amaneceres
resbalando nerviosos
sobre estelas de caspa,
fugitivas espumas
con el don del aire
de carne onduladas,
estrofas con ecos
por tormentas desatadas,
en recuerdos borrados
de caricias blancas
donde la tierra acaba,
baladas de caracolas
que de vaivenes son envueltas
por arenas de ritmo coronadas,
al borrar sus huellas las olas
y de estrellas que en el cielo estallan.

Y la nostalgia aburrida
se disipa en las horas,
sujeta a su espejo de sombras,
con cuerpo leve y sutil
de recuerdos que empapan.


sábado, 19 de octubre de 2019

LLUEVE LA VIDA


Porque ella quiso
de pronto, súbita,
a mi vera vino,
dadivosa, sola,
tan inesperada,
tan remota,
tan escapada,
que no me creía
que en mi se fijara.

Posó su huella
corta, pausada,
y en mis ojos
cerco su mirada,
con alegría,
con pasión,
con esperanza,
que me abrazó
que me arrastraba.

Se paró a mi lado
vestida de mañana,
resuelta, cálida,
con la eterna caricia
que su cielo derrama,
de entre los espacios,
de entre los vacíos,
de entre los universos,
ella eligió
este mundo y esta alma.


Fotografía de Gemma

sábado, 12 de octubre de 2019

ESPACIOS SECRETOS














Tras tu nombre
más allá de tu rostro,
detrás de tu piel, de tus ojos.

Vivir detrás de todo,
aún siendo morir,
por encontrarte
dejaría de ser en los otros.

En lugares sin color
donde se guardan los despojos,
el ir a buscarte
hasta que las palabras nos dejen solos.

Detrás de ti y de mí,
del pálpito que repite el eco
y que tan solo entendemos los locos.



Fotografía de Esther Rivera

martes, 1 de octubre de 2019

DEVOCIóN




La tinta se desliza
sobre el papel paso a paso,
suelta, decidida,
con la destreza del trazo,
preñada de alma y cuerpo
vestida por la alegría
viaja trashumando,
desnudando huellas
posadas en un verso
insinuando que andas a mi lado,
entre letras liberadas
del abrazo de los lazos
sobre una hoja en blanco,
donde brotan las palabras
que hablan por mis labios
narrando todo aquello que amo,
forjado por los sueños
con la pasión del deseo
y que dibujan mis manos.


martes, 24 de septiembre de 2019

SOFOCO AL TRASLUZ


Entre el amor y la nada
duda una sola emoción,
el querer sin desaliento
escuchando los latidos del viento
que bailan al son de su corazón,
recitando una canción
en el verso al que está sujeto.

Juega a colmar su deseo
armando sus manos de valor,
al dibujar los trazos de un te quiero
para olvidar todo rastro en el cielo
del que cuelga un errático dolor,
caído en un inhóspito infierno
que ha hecho llorar al amor.

Bajo unas letras revueltas
anda escondida la ilusión,
que cuenta en unas saetas
lo ocurrido en una noche secreta
dejado por el beso de una pasión,
la historia de un ayer
sobreviviendo al día de hoy.


Fotografía de Concha

miércoles, 18 de septiembre de 2019

LEYENDO TU CIELO






Posado bajo tu cielo
alumbro las palabras
que me piden volar,
a tu lado,
asaltando las estrellas
o jugando entre sus nubes
que me abrazan al soñar,
contigo,
en las distancias mas ciegas
empapados de los deseos
al romper el eco de amar,
te a ti,
en la intemperie del silencio.

A la sombra de tu techo
salpicando estrellas blancas
de letras que laten al brillar,
su ilusión,
en versos con alas
que caminan sobre las brisas
al hacerse poema,
la inspiración,
esculpiendo de luceros
galaxias eternas
con el nombre del amor,
tu nombre,
cuando le llama el corazón.


Fotografía de Esther Rivera

viernes, 13 de septiembre de 2019

ANCLA de un JURAMENTADO
















A ti me acercaré
sin piel, sin cuerpo, sin alma,
acompañado de la Luna
te rondaré,
al mecer blandamente el aire
entre el cabello de las sombras
te acariciaré,
ganando al silencio un beso
como el agua quieta a su lecho
te besaré,
en el abismo de luces distantes
que la memoria olvido un instante
te recordaré,
al seguir sin huellas tu carne
entre caminos que no laten
te buscaré,
aunque me sienta engañado
porque solo te habría soñado
te soñaré,
desnudaré a la Luna
de la piel, del cuerpo, del alma
y a ti me acercaré.



domingo, 8 de septiembre de 2019

DONDE TE TENGO


Siento de ti el quererte,
vivido en el sueño
donde te tengo.

Abro tus puertas, entro,
sintiendo tu mirar
salvaje, atento,
me hace temblar
en el seco viento,
rozar tus labios
cargados de besos
sellando la boca
de un loco deseo,
levantando caricias
de cuerpo a cuerpo
que llevan gemidos
al volátil cielo,
desplegar las alas
para volar a lo eterno
haciéndome libre
de las cadenas del tiempo,
abro los ojos
salgo de ti y cierro.

Siento de ti el quererme,
donde sin tenerte
siempre te tengo.


Fotografía de Pedro Garcea

martes, 27 de agosto de 2019

Y SE HIZO CARNE












Tengo que vivir
el aliento del fuego,
acercarme a su boca
sin que mis pies
pisen el suelo,
dejar de fingir
que no pasa el tiempo
y embeberme de roces
con la sed del sediento.

He de llegar a sentir
la piel de su cielo,
hacer de la caricia
gemidos de tinta
que laten en versos,
poder para escribir
el libro de lo incierto,
hacer que la memoria
reconozca los actos
de los que no me arrepiento.

Tengo que vivirlo dentro
destejiendo al deseo,
aprendiendo su idioma
sin que sus palabras
muerdan mi cuerpo,
saber que siembro
sus semillas de viento,
que broten sus ecos
para que deje de ser
la sombra de un sueño.


martes, 20 de agosto de 2019

LABIOS INDECISOS




















Lo encontré, si,
se descubrió tan solo rozándonos.

Era inalcanzable
como la nube,
tan transparente
como el cristal,
tan azabache
como noctámbulo,
tan helado
como el hielo,
tan atrevido
como apocado,
tan ardiente
como las ascuas,
o tan esquivo
como el vértigo,
pero lo encontré
en tus labios posado.

Lo encontramos, si,
sin esperarlo, tan solo acercándonos.

Estando sujeto
al borde del jamás,
colgado sin fecha
del instante o del rato,
cruzando destinos
que estaban callados,
atado sin cuerdas
en el área de descanso,
ávido de la lluvia
de otros labios,
riendo al suspiro
que está de paso,
rilando deseos
siempre soñados,
queriendo ser
un gran sinsentido,
pero lo encontramos, si,
entre tus labios y los míos palpitando.

Hoy nuestros labios indecisos
tiene al mundo en vilo, besándonos.


viernes, 16 de agosto de 2019

DESENREJADA


Abrid las puertas de la noche
al sueño que vive bajo tus parpados,
a lo nunca visto,
al rayo, al relámpago.
Que se abra para siempre
a los largos caminos sin pasos,
al mundo incierto,
a lo que aún no se ha encontrado.
No dejéis que se cierre la noche,
que rile de luceros enamorados
a las rutas que el aire
describe para encontrarnos.
Que la luz no deslumbre
a la estrella que me lleva a tu lado.


Fotografía de Gemma

lunes, 5 de agosto de 2019

PASOS DE CADALSO



















Miles de muertes me habitan
y todas ellas son amargas,
da lo mismo quien las traiga
o cuanto se alarguen sus sombras pálidas,
entre todas a la nada me precipitan.

Juegan con el tiempo que robaron
en los albores de cada madrugada,
caminando al dejar sus huellas
con las farolas de la noche apagadas.

En su celda no hay movimientos
dejando a la soledad blanca
y a la luz sin esperanza.

Perdí el tacto con la vida,
muerto soy y mi cuerpo no se levanta.

¿Dónde se cobijará mi alma?