martes, 5 de julio de 2016

SAPRóFITO NOCTURNO


La noche, caída del cielo,
tiene la forma de tus brazos.

Agazapada entre las sombras
hecha con el trazo de tus manos.

Rodeada de sueños
que enciendes con tus labios.

Empapada de caricias
mojada en la silueta de tus atajos.

Caerá la noche en tus ojos
y mi alma en tu regazo.




sábado, 4 de junio de 2016

ANDAMIOS DE PALPITANTES LETRAS




















La creación es intangible
haciéndose cuerpo en las palabras,
acampando sobre sábanas blancas
por una lluvia incorregible,

truena con las edades
de una tormenta en desbandada,
húmeda como lágrima derramada
rodeándose de mitades,

ojeando la luz callada
cada uno desde su parte mirando,
dejando fijado a ese cielo mojado
en cristal su gota amarga,

titubea de sombras
acunada en el hueco de las manos,
regalando el calor de unos brazos
a quien nunca nombras,

voz que acaba goteando
dibujada en arrebol para enamorarse,  
un muro melifluo los impide acercarse
y las letras acaban llorando.

La vida palpita en sus andamios
en la lengua de los ríos del alma.


Fotografía de Gemma

miércoles, 25 de mayo de 2016

DEL VERBO QUERER: TE QUIERO




















Quisiera ser ese regalo
dibujado por mis manos
que se parara en las palabras
entreteniendo todo lo eterno,
porque quisiera darte
lo que nunca pudiste alcanzar,
hacerte llegar todo aquello
que se cobija en un te quiero.

Quisiera saber volar
para sostenerte sobre las brisa,
viajar entre las nubes
que alcanzasen todos tus sueños,
porque quisiera ser ese lucero
que mostrara los destellos
de mi corazón al estallar
cuando me rozo con tus besos.

Quisiera estar tan alto
que te acercara la estrella de los deseos,
malgastar la magia del cielo
para impregnarla en el viento,
porque quiero ser lágrima de alegría
derramada en amor fresco
que sientas las caricias que siento
en el momento que te veo.

Quisiera querer y quiero…



Felicidades

jueves, 5 de mayo de 2016

A VECES LLORO PALABRAS



A veces lloro palabras
al ver convertirse los poemas en humo,
notar que sus colores se disuelven
haciendo del olvido un recodo
y de sus nieblas un espejismo.

A veces lloro palabras
si escucho derramarse las lágrimas,
que en su resbalar dibujan
estelas sin destinos
de una emoción mutilada.

A veces lloro palabras
por los besos escritos sin miradas,
hechos de sombras vacías
con muecas sin gestos
que resbalan de tus labios.

A veces lloro palabras
con los abrazos que regala el mendigo,
dolor hecho alegría
amante de la vida
solitario y sin abrigo.

A veces lloro palabras
cuando encuentro corazones sin latido,
huérfanos de la esperanza
que se dirigen sin nada
camino del sendero perdido.

A veces lloro palabras
que se me escapan de las manos,
por no alcanzar las almas
dejadas en versos a la deriva
cuando llevo mi mente a tu lado.


sábado, 16 de abril de 2016

TRASCENDIENDO


















Escribir el momento inconmensurable
en que a todos nos late de luz la amanecida,
paciendo en los sueños como tripulante
del bohemio viaje que se hizo serendipia.

El corazón muere del sueño que no vive,
lo invisible existe, aunque no puedas verlo,
escondido de amor sin quererlo existe
en partículas de soplos caídas del universo.

Abriremos destinos ungidos de infiernos,
soñaremos caminos sembrados de versos,
infinitos instantes, paseos de lo eterno.

La vida dura tan solo unos momentos,
así fuimos, somos y seremos sueños,
rendidos entre sus dormidos intentos.



Fotografía de Pedro Garcea

jueves, 7 de abril de 2016

C’est La Vie











Sin pensarla no la veo.
Sin fe no la creo.
Sin mirar no la encuentro.
Sin aire no la huelo.
Sin manos no la abrazo.
Sin piel no la tiento.
Sin alas no la vuelo.
Sin labios no la beso.
Sin ruidos no la escucho.
Sin pintar no la coloreo.
Sin ruidos no la oigo.
Sin sentirla no la llego.

Ni tan cerca ni tan lejos, ella está,
basta con que la pensemos.

Sin ver al pensar.
Sin credo en que creer.
Sin encontrar al mirar.
Sin olor al respirar.
Sin abrazar al acariciar.
Sin tentar al palpar.
Sin volar al aletear.
Sin besar al chocar.
Sin escuchar al oir.
Sin colores con que pintar.
Sin oírla al susurrar.
Sin llegarla al sentir.

Sin pensamientos que nos hagan ser,
para la vida estamos muertos.

Fotografía de Pedro Garcea

jueves, 31 de marzo de 2016

ANDAMOS PAREJOS



Me diste las palabras
que atrapé en unos versos,
latidas en gotas de nubes
atrapadas a un mismo tiempo,
caídas de las estrellas
para que bailen con el viento,
sencillas y honestas
bordadas de un te quiero.

Encontraste esas letras
hechas pequeños cuentos,
para saber lo que soy
las busqué en tus adentros,
tras lágrimas que escondes
y sonrisas que me encuentro,
pudiendo sentir la vida al mirarte
dónde guardas mis fragmentos.

Por eso caminamos juntos
siendo nuestro amor eterno,
al despertar seré tu alba
y te abrazaré con mi amigo el cielo,
besándote con la lluvia,
cantándote con el silencio,
ahora sé porque hago esto, gracias a ti,
de colores son mis sueños.

Nos enseñamos y aprendemos,
porque queramos o no, desde que llegaste,
andamos parejos.


¡FELICIDADES!


Fotografía de un amigo de Londres

viernes, 11 de marzo de 2016

SORPRENDENTE OSCURIDAD

















Cargada de bártulos
envolviendo de brazos la tierra
maniobra la sombra sobre la arena,
liberando los surcos de su cadena,
arrebatada,
locuaz,
silente,
pinturera,
como el calor de una piel enamorada,
pegajosa,
fugaz,
doliente,
guerrera,
que por el cuerpo de la noche pasea,
aparente,
tenaz,
danzarina,
serena,
como el vientre de la nieve afilada,
puntiaguda,
rapaz,
hiriente,
certera,
pariendo misterios que de negro vuelan,
desnuda,
sensual,
sorprendente,
ligera,
corriendo de libertad,
hasta que llega la luz que palpita en los ecos
y se nota el hueco sin vacío que deja.


martes, 1 de marzo de 2016

LIBRO CALLADO



















Libro que vuela de viento
con dones en las palabras
de letras unidas por aire invisible,
palpando el paso del tiempo
en hojas que marcan distancias
al ver el destino de lo impredecible.

Miro su cielo
nublado de sonrisas
entre el vacío de las hojas,
donde abren sus alforjas
adornado por las miradas
que llenan mis manos huecas,
con la tinta haciendo muecas
colmando de luz los versos
que en ecos vivientes nos cantan,
las caricias se desparraman
con el latido de los besos
y lo incierto se desmadeja,
sin oir de la pasión queja
te ansío en cada renglón
para notarte en una ráfaga.

Aunque no diga nada
leo todas sus páginas
para ver lo que no cuentan,
con un ruego en la boca
y el amor en el alma,
tan sólo buscarte me queda.



viernes, 19 de febrero de 2016

FAUSTO ENCUENTRO




Oigo al latido
caminar entre siseos,
vagando sin sentido
en busca de los deseos.

Reconocido el amor
más allá del pensamiento,
lo que me pide el corazón
en un mundo sin ti
es arrojarse a los infiernos.



Fotografía de Pedro Garcea

viernes, 15 de enero de 2016

MANANTIAL de AFRODITA















Te descorcharé
del cauce de tus besos.

Beberé tu piel
hasta morir en su sabor
y dejar ahítos mis labios.

Saciaré mi sed
con el reflejo de tus ojos.

Te libaré
en ondas de amor
la esencia de tus deseos.

Hasta secarte…


viernes, 8 de enero de 2016

POSOS DE ÁNGEL














Te asomas
a un cielo escondido en la noche
que presiente la luz dormida,
siguiendo a la Luna sin fatiga
para esperar que el sol despierte,
meciéndose impúdicamente
en la vieja mentira que nunca miente.

Te muestras
tras una nube que pasa sin prisa
entre almohadas sin florecer,
dando los besos del nuevo amanecer
que quedan colgados en las mejillas,
acariciando con la piel de la brisa
las almas que juegan por placer.

Y apareces
en la mueca que invade la vida
entre las sobrias venas del querer,
escarchados en los labios de una mujer
cuyos roces curan todas las heridas,
porque eres el alma de la alegría
cuando tu luz de sonrisas nos dejas caer.


Fotografía de Esther Rivera

lunes, 21 de diciembre de 2015

MEMORIA ESCONDIDA



Es un sueño de amor
que anida en el pensamiento,
tras el fondo de un cielo hambriento
manchado de nubes ligeras
que consumen el alma de ardor,

es la vertical del temor
que vuela con alas de arena,
escritas entre lágrimas de sirena
y espumosas mareas
en verdosos tinteros de color,

es el paladar sin sabor
de recuerdos que cuelgan,
velos que al llorar se enredan
entre luces de sombras
y juegos con la gracia del rumor,

es la palabra del actor
que con su verbo alimenta,
como el apagado fuego que no calienta
crece para atraparte
en tan solo un sueño de amor.