jueves, 12 de julio de 2018

Y QUISE SER NOCHE















Quise ser noche
porque en tu cuerpo
nunca es de día,
porque tan solo quiero
tu sombra sobre la mía,
porque tu alma blanca
en lo oscuro palpita,
por beber tus caricias
que de negra belleza respiran,
porque no quiero mas noche
que en la que tu vivas,
por el deseo de contemplar
tu oculta alegría.

Aunque la noche sea…
esa eternidad quieta,
pura melancolía
de frio envuelta
en áspera desidia,
manto de seda ligera,
látigo de herida,
agonía muerta
que su oscuridad rocía.

Y quise ser noche,
a pesar de que en mi cuerpo
siempre es de día.


Forografía de Esther Rivera

jueves, 5 de julio de 2018

PASTOR DE ECOS















Hacia la sombra donde va el silencio
acuden en rebaños las voces
desde los prados inquietos
o desde marismas de flores,
viajan al viento sujetos
los sueños que pacen despiertos
rumiando letras de colores,
entre infinitos horizontes
repiten a valles y montes
con voz que repica sentimientos,
una luz que estalla de fulgores
trae al tiempo sus olores
en palabras que besan los cielos.

En el aprisco riman los ecos
abrevando en la fuente de los rumores,
donde muere el poema con honores
reuniendo a la manada de los versos.

Fotografía de Pedro Garcea


martes, 26 de junio de 2018

VOZ QUE SUENA A SILENCIO




Como la torpe sombra
entre los arrugados sueños
flota una voz que repica suelta,
suspendida en una sonrisa de silencio
de la que el eco siempre se queja,
memoria que te nombra
coloreada de cristales pequeños
escondida en una palabra escueta,
sobre espacios que buscan tu encuentro
entre nieblas que solo un vacío deja,
muda balada de alondra
hechizada de ritos risueños
que cincelan tu sedosa silueta,
desamparada como sombra en mis ojos
de una mirada que solo te aleja.

De mis labios
adelantando al viento
hay una voz que suena,
y en mis manos
paseando por el campo del lienzo
hay una voz que siempre sueña.


lunes, 18 de junio de 2018

AúN ES TODAVíA Y SIEMPRE












Y aunque no llegas nunca
cuando parece que vienes.

Desnudando los ocasos
tengo palpitando las sienes
esperando a que llegues
tras la estela de unos pasos,
cerca del momento de juntarnos
en estar al caer permaneces
contando los rubios amaneceres
posados en la tinta de mis manos,
volando nuestros cielos apagados
con estrofas de viento palpitantes
más allá de todos los instantes
quedan los besos desenvainados,
de un ayer que se nos ha escapado
y un mañana que será siempre distante,
solo hoy es un aún todavía impaciente
para alcanzar ese sueño mágico.

Cuando parece que vienes
y aunque nunca llegues, te sigo amando.


Fotografía de Esther Rivera

domingo, 10 de junio de 2018

MUERO y VIVO EN LO QUE ESCRIBO
















Soy una historia olvidada
que presume de quimera,
vestida de río sin ribera
muriendo en el estanque del amor.

Antiguo verso inacabado
dormido al ritmo de la pereza,
pintado de anochecida belleza
con sombras de letras en cielos de algodón.

Voz oculta que no encuentra salidas
a los sueños con que respiro,
en palabras por los labios unidas

que se han quedado en un suspiro,
del que cuelgan nuestras vidas
palpitando cada vez que te miro.


Fotografía de Gemma

viernes, 25 de mayo de 2018

AMARTE DE LAS MISMAS MANERAS DISTINTAS


Tengo que ponerme serio
y hablar con el amor,
que llegó disperso cual la lluvia
haciendo el mundo alegre
de sonrisas que parecían difuntas.

Preguntarle sin tapujos
como empecé a quererte,
sin tener la más mínima duda
abriendo el corazón a la suerte
que despertó a la plenitud desnuda,
¿cómo es que sigo amándote
en el ardor de una pasión fecunda,
esculpiendo mi alma en un cielo
vestido con los versos de mi locura?
Que me explique
como viven esta emoción
los besos que de mis labios se mudan,
caricias que iluminan mi oscuridad
abriendo en estrofas las ventanas
a los rayos que teje la Luna.

Tengo que hablar con el
porque me faltan palabras
que me hagan hablar por ellas,
ya que tengo mis manos llenas
para amarte de mil maneras
sin parecerse ninguna.



¡¡¡Muchas FELICIDADES!!!

sábado, 12 de mayo de 2018

CORAZóN HABITADO

















Recité un poema
que arrastró el viento,
hasta chocar con el eco
y quedar en silencio.

Camina solo,
vuela en los cielos,
repica mudo
de frío hielo,
grita sus rimas,
calla los nervios,
palpa su voz
mecida en el tiempo.

Nada se oye ahora
y nada se oirá luego,
de humo son sus estrofas,
de ceniza los versos,

…y mi corazón solitario
se ha quedado escrito en ellos.



domingo, 6 de mayo de 2018

AMOR VIVO



















Hay un amor que crece y no muere,
que no conoce el desaliento,
buscado en las miradas
arrastradas por el viento,
volando mas allá de las colinas
que rodean un pensamiento.

Ese amor que sortea la distancia
con el alma blanca de nevados sueños,
que impecables labios silenciosos
han atado a la pasión de los besos
certeros, el que se completa de palabras
caídas en las líneas de estos versos.

El amor que no se explica,
que sueña y que camina,
que sigue y nunca termina,
ese que tu y yo tenemos.



jueves, 3 de mayo de 2018

DITIRAMBO



Son la rosas, amor.
Las rojas y espinosas rosas.

Oyendo al silencio. El eco quieto
acaricia de frío las rocas.
Sus hojas, su ruedo de hojas,
se adornan de fumarolas.
Un cielo grisáceo apaga
las luces. Las nubes chocan,
borrando el perfil del viento
sereno. Y los aromas
cantan con luz las sombras.
Algo dicen, a tu lado,
que tu no escuchas, pero notas.

Son las rosas, amor.
Las rojas y espinosas rosas.



viernes, 13 de abril de 2018

ACOGEDORA












Palabra fatigada
sin motivos para olvidar,
que deambula extenuada
hasta que te vuelve a recordar.

Jaleo con las letras
que emboscadas y despiertas
juegan a ser garabato,
escritas por las miradas
sin aliento y resecas
entre el ruido de unos pasos,
por el amor maltrechas
nerviosas pasajeras
que nacen de un negro tarro,
se preguntan indiscretas
empujándose entre ellas 
como acercarse a tus labios.

Versos que jadean
en deseos atados con lazos,
sueños que a ti me llevan
en un poema hecho de abrazos.


Fotografía de Pedro Garcea

sábado, 7 de abril de 2018

REPIQUETEO

















Somos tiempo pasando
entre arenas de caracolas,
dejadas tristes, dejadas solas,
sobre horas que se van volando.

Voces que van quedando
a veces solas, a veces tristes,
en colores de tatuados tintes
con sus latidos sonando.

¿Qué somos de este mundo?
Tan solo eco del tiempo pasando.




sábado, 31 de marzo de 2018

TU ME DAS CORAZÓN


Tú no me das la razón
para pensar
que dejas a la noche deslumbrada,
escondida tras el brillo de tu sonrisa
despertándome cada día sin prisa
está la alegría de tu alborada.

Tú no me das la razón
para imaginar
que forjas la tristeza en desbandada,
olas de tus caricias imprecisas
viajan en besos con las brisas
para dejarme el alma emocionada.

Tú no me das la razón
para soñar
que abandonas algo en la estacada,
son las mil y una delicias
que entonan tus milicias
en esa canción que yo soñaba.

Para todo,
tu no me das la razón,
tú me das el corazón
que hace rebosar mi amor de esperanza.


¡Felicidades!


martes, 20 de marzo de 2018

EL DESCONOCIDO
















Algo vive en mí,
que sin saber de mí, respira conmigo.

Brota nervioso
cuando se acerca
otro cuerpo de improviso,
aparece en el pulso
trasiega con los ojos
pero mis ojos no lo han visto,
su silueta deslumbra
como un sol bien vestido
aunque mi alma lo palpe tranquilo.

Se mueve en mi cuerpo
desnudo y suelto
haciéndose el sorprendido,
me llena de ecos
que vuelan en voces
cálidas y sin sentido,
mordiendo mis manos
para que dibuje sus versos
entre caricias que me tienen en vilo.

Corre con la sangre
abrazando al corazón
que lo impulsa en sus latidos,
sin parar de brillar
enciende las sombras
con los deseos que se han perdido,
y nunca hablamos
porque no coincidimos
pero ambos sabemos lo que decimos.

Vivo con él,
no sabiendo de él, casi sin sentirlo.

Es el amor, ese perfecto desconocido.


Fotografía de Pedro Garcea