martes, 9 de marzo de 2010

BRUÑIDA CERTEZA


Nada soy sino soy yo mismo
mintiéndome cuando me siento
sintiendo cada vez que miento
oyendo al tiempo orillarse de ausencias,
alejándonos el uno del otro
para intentar saber quien fuimos.

Camino de noche hambrienta
la duda va tras su sed,
sin rastros de puertas abiertas
escupiendo la insensatez,
la pasión deambula harapienta
en boca de la mudez,
dejando en las baldías cunetas
palabras en tu pared,
escritas casi siempre a tientas
de silencios que lloraré
con lágrimas que valen la pena.

De todo apenas ha sido nada
y las estrofas que por ti escribo
el viento las lleva sujetas del estribo
a los pies de una noche manchada,
donde la nada pudo ser todo
donde todo ya es lo mismo.


Fotografía de Lita

6 comentarios:

Gabriel dijo...

Siempre será poco lo entregado
cuando se entrega con amor
palabras o caricias todas
siempre pudieron ser mucho más.

Y queda eso al final
la sensación que pudo ser mejor.

Saludos.

bety dijo...

Anque mi forma de escribir no se parece nada a la tuya,si me siento muy unido a tus pensamientos,gracias por expresar con tus bellos susurros lo que siento.Un beso.

luciernagadeluz dijo...

Cuando se ama, se entrega y se corre el riesgo de perder lo amado y lo entregado. Lo importante es que nos quede la satisfacción de saber que ha merecido la pena haber amado. Un beso grande y mucho cariño

Un Colibrí Viajero dijo...

Maravilloso"!!!
esa entrega que a veces suponemos poco en el amor, y esas otras veces que pensamos que lo entregamos todo y aun asi lo perdemos, corazones complicados, en un mismo sentimiento, que no importa lo que suceda se AMA con intesidad, al menos a sí lo pienso yo.
Cálido abrazo estimado poeta un honor como siempre visitarte.

Amanteceres dijo...

Sólo el amor resistirá alimentando silencioso la lampara encendida, el canto anudado a la garganta, la poesía en la caricia del cuerpo abandonado.
Gioconda Belli.

Preciosa Poeta...

Un beso desde mis Amanteceres

Lito dijo...

Nada es nada si no estas...
Lito.