sábado, 8 de enero de 2011

SONETO DE LA COINCIDENCIA












Dando versos a los trastes
de cuerdas mecidas levemente
sobre horizontes de caderas
que se arrugan de dudas en la frente,

notas escritas de miradas
posadas en letras a la deriva
con la miel de una cintura atadas
entonando tu nombre en comitiva,

melodía por las manos encantada
que deja el sueño de un alma rendida
en esa caricia nunca alcanzada,

una figura de estrofa perdida
con labios de piel modelada
de un encuentro que jamás se olvida.




Fotografía de Héctor



4 comentarios:

Luciernagadeluz dijo...

Hay encuentros que dejan huella imposible de borrar. Bellos versos emanan de esas letras posadas a la deriva, un beso grande poeta

ecos de ubeda dijo...

me gusta muncho tu escrito aparte de que da calidad se le nota , me llama la atencion que das mi creencia , que somos munchos estados en una sola mente , pues de hay sale todo , le digamos alma espiritu , bueno aqui he podido poner comentarios desnudando el alma no deja y parece que la gata coqueta tampoco dejaba , tengo solo un nieto , y eso es como me dice el mayor tu estas loca perdia con el crio , no lo se si , con mas salud , y con menos años hubiera sido igual , la cosa es un soplo , de aire ,

ELWIMG dijo...

Una mirada.
Una sonrisa.
Un mismo cielo.
Una caricia.
Un encuentro.
Detalles de vida que no deberían desaparecer en el tiempo...

Preciosa mi Poeta.

Un Beso

lhuzdelhuna dijo...

La melodía de tus letras llenan el alma..
Preciosa
Un Besazo