domingo, 8 de mayo de 2011

PALPáNDOTE A ESCONDIDAS



Lejos, mas allá de lo que alcanza el viento,
sostenido por el mismo cielo
dentro del azul de un mundo
siseantes, brillantes,
cuelgan los reflejos de tus alas
blancas de Luna pálida
escondidas de lo que mide el tiempo,
allá a lo lejos,
tan lejos y de mi aire tan cerca.

Lejos, allá donde no se siente el frío,
en el crepúsculo de un sol marchito
o el oscuro regazo de una cueva
sedientas, hambrientas,
hay letras rescatadas de tus ecos
palabras prendidas de tus ojos
que saltan en un latido sin brío,
allá a lo lejos,
tan lejos y en los versos tan cerca.

Lejos, mas allá de las colinas de las quimeras,
donde se ocultan jugando las estrellas
del camino que no tiene vuelta
trashumantes, viajeras,
quedan sosegadas las huellas
que impulsivas te buscan
en el latir de sus riberas,
allá a lo lejos,
tan lejos y de mi corazón tan cerca.

Y cuanto mas se alejan, mas te acercan.

4 comentarios:

escuchando palabras dijo...

Un amor q deja huellas seguro q esta lejos y cerca...habra q transitarlo para encontrarlo, feliz domingo besitos

Un Colibrí Viajero dijo...

estimado poeta como ya sabes pasar a visitarte es sumergirse en el arte de la sublime palabra, gracias por lo que compartes, gigante abrazo! honrada de visitarte.

ELWIMG dijo...

Hay distancias que no se miden en kilómetros…

Preciosa…

Besos.

Luciernagadeluz dijo...

!Que belleza! Por causas que bien sabes no he podido leer últimamente mucho. Ahora de nuevo quiero comenzar a hacerlo, o por lo menos como dice un amigo muy querido intentarlo, me llevo tus versos para recordar que si no lo intentara sería una gran pérdida. Sigues siendo sublime y tus versos preciosos.

Un beso grande