lunes, 12 de mayo de 2014

SE NOS OLVIDó MORIR



El rayo volvió a caer
donde hace un minuto yo estaba.
La tentación me volvió a tentar
con el veneno de mirar por su ventana.
A mi gafe le dio por reir
de la ruleta que no le salía la trampa.
Del incendio pude escapar
cuando la chasca se atragantó con el agua.
La bala se escabulló de mí
cuando febril yo estornudaba.
A mi suerte le dio por salir
cuando la rifa la suerte anunciaba.
La maceta cayó sobre mí
cuando mi cuerpo un paso ya daba.
Del pantano salí por mi pie
cuando mi coche la curva enderezaba.
A la vida le dio por vivir
y la muerte con la soga se ahorcaba.
Ese rayo volvió a caer
donde hace unos instantes yo estaba.


Al unísono Pedro García y Desvanecerse en Salamanca



Fotografía de Pedro Garcea

2 comentarios:

Pedrogarcea dijo...

¡Qué grande es el Jack Daniels cuando estás en buena compañía!
Un beso hermano.

Anónimo dijo...

Aprovecha esa suerte!no todos podemos decir lo mismo,el rayo pasó justo cuando yo pasaba,la maceta también me cayó y así con todo....pero me reconforta el saber que a veces la suerte le está de cara a otros,me gusta tu suerte y tu poesía!