martes, 26 de febrero de 2008

EL MISTERIO DE UNA SOMBRA


Caminar entre las nubes dormidas
dejado llevar por presentimientos,
desbocada penumbra,
que te descubre,
abrazo sutil de manos unidas,
hoguera fría,
ojos cerrados a los sentimientos.

Cielo acotado de muros
y estepas enredadas de nudos,
agua sedienta de calmas,
anhelos profundos,
recuerdos ciegos por columnas de humos,
sed de almas,
colores del temblor de dos mundos.

Solo el papel me queda para convertir
en alegrías, las sombras del crepúsculo.

Fotografía de Pedro Garcea

3 comentarios:

bruja dijo...

Aunque tengas dias sin sol, nunca dejes de ser lo que eres y sigue escribiendo tal y como lo haces. Te lo agraceria siempre que no cerrarar nunca ni tu mente ni tu pagina. Gracias . Besos miles

Tenos dijo...

See HERE

Clara dijo...

Sigo tus letras a poquitos... No me sorprenden tus escritos... Sigues siendo tú... Pero atisbo pequeñas tristezas crepusculares. Solo decirte que es imprescindible el crepusculo para que brote la LUZ... Tu crepusculo... TU LUZ
Besos llenos de buenos deseos. Clara