lunes, 11 de febrero de 2008

SENDERO A LO INDEFINIDO


Tengo dos miradas para la vida
por culpa de los sueños,
una de sedosos bosques de amarras
otra de dulces cantos de besos,
que me ciegan sin parar.

Cada una de ellas me empuja
a las aguas mas profundas,
sin saltar los abismos del tiempo
sin despegar las gotas de los recuerdos,
de ese pasado que abruma.

Tengo la mente dormida
con lágrimas posadas en deseos,
cálidas noches desnudas de almas
vientos de amor sin ecos,
que me paran sin cegar.

Como único cielo me embruja
entre pompas acarameladas,
sin morder raíces de pensamiento,
tengo dos caminos inciertos
que me paseo sin cesar.


Fotografía de Pedro Garcea

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sigue soñando con bosques o cantos de besos,
pero que no te cieguen los caminos inciertos.
aunque sigamos llorando nuestros deseos.
Otra llorona de recuerdos.

MAMEN dijo...

Tenemos que conformarnos con el pasado, porque lo que hemos vivido no nos lo podrá quitar nadie. Según él, estar conmigo es lo más bonito que le ha pasado nunca.( DE PALABRA, CLARO) Supongo que ya es hora de seguir MI CAMINO SIN EL. Y a pesar de estar tan convencida de ello no he podido sentirme atraída por él, como si su cuerpo fuese un campo imantado y el mío un hierrecillo enclenque CUANDO HE PODIDO HABLAR CON EL POR TELEFONO. Tampoco he podido evitar derramar una lágrima. No es fácil cerrar las puertas de tu corazón a alguien para siempre. Estoy convencida de lo que hago, ANDY y yo ya tuvimos nuestra oportunidad y no funcionó, pero aún así siento que estoy diseccionando una parte de mi pequeño musculito del amor. Sin embargo ahora veo una vida nueva. Parece que al fin llegó la hora de pasar página para el Innombrable y para mí. aunque jamas podre dejar de amarle. SE ACABO

bruja dijo...

El amor nunca muere cuando se treta del amor incondicional.Es dar acabio de nada.