lunes, 3 de noviembre de 2008

EN LOS BRAZOS DEL REFLEJO

Abriendo luz en los ojos
prendemos rayos de magia
para pensar en nosotros,
descorchando la claridad
a los amaneceres rotos
dejando de par en par las ventanas.

Abrazados de acantilados
en la línea de una ráfaga,
decidas lo que decidas
serás lo que sentirás
logrando lo logrado,
respirando lo que respires
lloverá aire de miradas,
mientras los silencios
empañados y somnolientos callan.

Agotando al tiempo
en el cálido refugio
del albero de tus pestañas,
esquivando el embate
de tus pupilas escalonadas,
escuchando
los sueños con que sueñas
creando tu imagen exacta,
vocalizando
las ilusiones en las palabras.

Arrastradas nubes de viento
que encapotan tus rastros
donde quieras que vayas
y destrás de la sombra
todo acaba,
nada queda de la nada
murmurando
humeando sangra
la llama que se apaga.

Así son los sueños quemados en luces de velas enceradas.


Fotografía de Esther Rivera

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te admiro como poeta pero te admiro más como persona, eres un solete. ERES UNICO.FELICIDADES.Y GRACIAS POR DARNOS UN TROZO DE TI.BESOSSSSS...

Elwimg dijo...

¿Qué es la vida? un frenesí. ¿Qué es la vida? una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

Pedro Calderón De La Barca

Sigue soñando, es la forma más hermosa de demostrar que estás vivo...
Me encanta,Besos.