domingo, 8 de febrero de 2009

TÚ QUE NO TIENES NADA


Tengo una sonrisa amordazada en un trastero
agazapada tras el ojo de una cerradura que tu cuerpo esconde.
Tengo un sortilegio trenzado colgado en el ropero
madejas de cabellos que llegan al amanecer de un vientre.
Tengo derramada un ansia con ceniza de cenicero
invitando a recorrer con la boca la duna que siente fiebre.
Tengo una garganta deseosa de tacto
que no tiene tiempo a que su grito a los oídos llegue.
Tengo un deseo escrito en un ovillo
de unas piernas que llueven en laderas sembradas de nieve.
Tengo el jirón de luz de un amanecer eterno
colgando del brillo de tus ojos y del bálsamo que llueve.
Tengo las distancias que dividen al camino
versando y tomando las reglas que busquen tu relieve.
Tengo un beso indecente que no aguanto
esculpido en el pensamiento por si se pierde.
Tengo palabras que hablan en silencio
intactas como la piel de una fruta verde.
Tengo las sensaciones barridas por el viento
girando en remolinos esperando por si vienes.

Tengo tantas cosas tuyas que no se ni lo que tengo,
…mas que tú de ti tienes.

4 comentarios:

Lhunna dijo...

Sólo el que tiene puede dar
Tú si sabes dar
todo lo que escribes
Es precioso
Un Besazo

Amanteceres dijo...

Tengo tantas cosas tuyas que no se ni lo que tengo,
…mas que tú de ti tienes.
Me encanta.

Afortunado de ti que tienes tanto de ella, afortunada de ella que tanto tiene de ti.

Besos.

efimero y abstracto dijo...

Wow...vaya que tienes muchoooo por dar, sobre todo..siento cierta ansiedad en tus letras...Son deseos reprimidos...las palabras en el silencio no sirven de mucho sueltalasssssssssssss....al viento
un abrazo

Elwimg dijo...

Tienes tanto que ni tú mismo lo ves. Nos tienes aquí con los ojos como platos, pendientes de lo que escribes, dejándonos sin aire al leerte, tenemos querencia a perseguirte, no dejes de hacerlo o entonces "tendrás un problema" porque amenazo con perseguirte.

BesoT