domingo, 10 de enero de 2010

SUBSONETO DE LA DESESPERACIÓN


Cuando la dulce noche murió
el cielo desnudó sus entrañas
y un pálido parpadeo nació
de los senos preñados de las mañanas.

Para sentirte un día mas en mis venas
escribiendo estrofas en viejos recuerdos
que se dejan secar sobre lágrimas negras
hechas del polvo blanco de los huesos.

Para soñarte mas allá de las nubes blancas
alejándome del olvido de una mirada de estrellas
componiendo traspiés a las canciones mas bellas.

Cuando las nubes se quedan paradas
gritando que en el amor hay algo que se aprende,
pero que no se enseña, con la agonía de las palabras.

Fotografía de Gemma Redondo

3 comentarios:

Un Colibrí Viajero dijo...

Las emociones están diseñadas para moverse a través
de nosotros como lo hacen las nubes
en un cielo de verano,
y enriquecer nuestras vidas a su paso.
Pamela J. Free

Poeta un honor sumado al placer leerlo, cálido abrazo.

luciernagadeluz dijo...

El abismo cubre las ilusiones dormidas al pie de las lagrimas. Caracoles de sueños girando entre la miel del espacio y el sabor amargo del abismo. Una belleza, contra mas lo leo mas me gusta. Un beso grande y mi cariño siempre

Amanteceres dijo...

Estados de ánimo

A veces me siento como un águila en el aire ...(A propósito de una canción de de Pablo Milanés)

Unas veces me siento
como pobre colina,
y otras como montaña
de cumbres repetidas,
unas veces me siento
como un acantilado,
y en otras como un cielo
azul pero lejano,
a veces uno es
manantial entre rocas,
y otras veces un árbol
con las últimas hojas,
pero hoy me siento apenas
como laguna insomne,
con un embarcadero
ya sin embarcaciones,
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde,
te acerques y te mires..
te mires al mirarme.

Mario Benedetti

Querido Poeta, quiero agradecerte tus bellas palabras y tus hermosos deseos, pues no solo es un agrado recibirlo, sino que llegó en un día muy especial para mí, el primer aniversario de mi blog...
Después de tu comentario y de leer tu ultima poesía, nada que escribiera estaría a la altura de las circunstancias, por eso yo también quiero regalarte esta obra hermosa de un grande de las letras, Don Mario Benedetti, en justicia se luce aquí...

Muchísimos besos… Hoy más cercanos que nunca.