jueves, 6 de mayo de 2010

PERDIENDO AL TIEMPO


Secuestrando palabras
para que mi garganta se calle,
de ese tiempo que rompimos
y que sin quererlo querer descubrimos
en las amadas sendas del aire.

Llevándolas presurosas
sacadas de la inútil memoria,
besadas en el papel de abrazo puro
dejadas suspendidas en la cara de su muro
para tenerte a mi lado un instante.

Atadas con letras hermosas
de sueños que no se han cumplido,
eligiendo los momentos que te llaman
para que la tinta en sus charcos te traigan
donde quiera que se halle tu exilio.

Aquellas maliciosas
que claman siempre que me siento perdido,
en los parajes de escondidos universos
siendo el carcelero de todos sus versos
entre la esperanza y el destino.

Esclavas liberadas
que pacen con mi cuerpo dormido,
y mi mente solícita las despierta
para que sigan inhiestas en pie de amarte
aún después de lo vivido.

5 comentarios:

Amanteceres dijo...

Carcelero de sus versos, esclavo de su amor, secuestrando momentos donde ambos sois dos...

Bellísima, como siempre...

Un beso desde mis Amanteceres

Un Colibrí Viajero dijo...

uff!! maravilloso!!! me encanto, siempre es un deleite pasar a leerte, lo sabes? gracias por compartir el don y el arte de tu expresar maravilloso! cálido abrazo.

Alma Mateos Taborda dijo...

Precioso poema, intenso y sentido, con imágenes maravillosas. Mucho talento y calidad. Felicitaciones! Un abrazo

luciernagadeluz dijo...

Tienes el don de dar a tus versos una belleza especial. Un poema precioso, como no podía ser de otra manera. Un beso grande.

Lito dijo...

Sabes que no se si me alegra mas ver como la grandeza de tus palabras esconden parte del elixir del descanso de los que te leen o en si solo saber que eres tu, mi hermano, quien escribe con tanta expresividad y belleza.
De todas maneras me alegro de ambas formas...
Lito