sábado, 19 de junio de 2010

HUYENDO DE MI









Cuando me acerco,
son mis pasos los que me alejan…

Aquel viaje hacia la sombra
de ese beso que no di,
con el viento que siempre te nombra
como un deseo baladí
al que intentar volar le asombra.

Sin mas camino que pueda seguir
que aguantar con el abrazo,
escondido en lo que digo sin decir
con el miedo en cada paso
a tener con la verdad que mentir.

A perseguir como fantasma mendigo
unos labios que se mojan de ti,
al corazón que se queda dormido
queriendo en un sueño por ti
acompañar sus versos contigo.

Ese miedo a verte en los espejos
a sonreírle a tu mirada,
seguir inmóvil sin alcanzar a lo lejos
ese amor de Luna estrellada
que huye de mi con latidos viejos.

Cada naufragar en una lágrima
viviendo sin existir,
mojarme en el fuego de tu llama
hasta lograr alejarme y morir,
hasta perderme solo en mi alma.

Solo para lograr huir de mi…

A la memoria de Jose Saramago

Fotografía de Esther Jiménez

5 comentarios:

Lito dijo...

Hay personas como tu que siempre huyen en la misma direccion que el destino...
Lito.

lhuzdelhuna dijo...

Solo uno mismo es el que
se puede ayudar o el que
se deja perder
en la lejanía de unos
sentimientos....
Muy bonito
Besazo

Miguel Angel Lorenzo Garcia dijo...

Magistral estimado amigo . Siempre que trate de encontrarme he caido al abismo del vacio. Tremenda ingravidez, que todo lo que soy es ajeno y distante como un infinito. Oculto en una sombra que apenas deja un merecido comentario Sigo aqui

Anónimo dijo...

Amigo...
Todos los acentos medios,
todos los medios llantos,
todos las mentiras medias
y las verdades...
Todos los acentos ocupados,
todo el mar que se llena de llantos,
hasta todas las mentiras, que precise tu mente, para diseñar
tu fantasia...
Todo como ofrenda verdadera
te presento,
para que entre tu fantasia
y la vida,
brote una nueva caricia, de mano de otra de tus poesias.

Clara

Luciernagadeluz dijo...

Porque dentro de uno mismo queda mucho por descubrir, fuerzas que nadie conoce, secretos aun por vivir. Una autentica belleza
Como siempre me acaricias el alma con tus versos, un beso grande