sábado, 10 de julio de 2010

ECO SIN ECO











Sin poder evitarlo
busco tus ojos en el descuido,
atrapándolos con palabras del vacío destino
tullidas de oídos y huérfanas del ruido,
que te escuchan sin hablarme
arropándose de un susurro clandestino.

Sin decirte nada
amarro los instantes vividos,
negándose a despedirse de lo sentido
nadando con las alas cortadas,
alzadas por vientos que me azotan
en versos escritos con ramas de nido.

Sin saberlo nadie
sin tener nada de lo tenido,
guardo el secreto que aun no he perdido
cultivando letras de la soledad,
abrazadas al color de la nieve
enterradas en la sima de un olvido.

Sin motivo
amando ando por andar,
abriendo la mirada hacia la mar
quitando la luz a las hojas de un libro,
ocultando en las letras los latidos
amando sin amar y sin que nadie me haya oído.



Fotografía de Pedro Garcea

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre "hombre de nidos",
a veces prietos a veces frios,
me llega tu eco en tu escrito.

Si acaso pedirte permiso, para decirte:
que te traiciona la letra
y ella lo sabe
y juega contigo
y adquiere sonido.

Quizás porque cuando se busca,
se encuentra,
sino los ojos si el descuido.

¡Ah! y del cultivo brota:
¡hasta lo no escrito!

Y amigo mio: quiero compartir contigo,
que para adquirir templanza en la vida hay que comenzar por poner a los latidos sentido,
como tu has sabido poner a estas letras un tierno latido.

Clara

Lito dijo...

"Sin"....como la creveza de los que no quieren beber...
Menos mal que tu poema nada tiene que ver con esa filosofía.

Luciernagadeluz dijo...

Hay sentimientos que se sienten, sin saber que se están sintiendo,
sentimientos algunos, que te acarician el alma y otros que te la arañan dejando huellas y desconsuelo...

Tus versos como siempre tan bellos, no me canso de leerte. Besos

ELWIMG dijo...

Cuando los sentidos hablan,
la supuesta coherencia mantiene el silencio...
Toca disfrutar ese instante, aliento de vida.

(Autor Gabiprog)

Muchos besos