jueves, 19 de abril de 2007

OCEANO DE VIDA

No existe gota de océano que el marinero no deseara tocar, y con la vela de la pasión hacer llegar su alma.
Ver el mundo en tan solo un salto de espuma, otear el cielo como la continuación del horizonte, atesorar el infinito de sentirte parte y la eternidad de un segundo de tu vida.
Sin encallar en las maldades del tiempo, que no corrigen las palabras pronunciadas, las oportunidades perdidas y los pasos caminados.
Por que habrán de llegar mañanas, tardes y noches, de viento y pasión, de furia y paz, de lágrimas y risas, de coraje y miedo, de amor y odio, de preguntas respondidas,… cada día de nuestras vidas.
Caminando a mi lado, perdiendo y ganando amor, aunque existan caminos que no se puedan volver a transitar, los que quedan pueden tener un nuevo final.
…lo demás es lo demás…

2 comentarios:

Claudia dijo...

Me han pasado esta pagina y me ha parecido preciosa.
Te hace sentir muchas cosas al leer cualquiera de ellas.
Gracias poeta.
Claudia

Anónimo dijo...

*****