viernes, 27 de abril de 2007

SIN ARGUMENTOS.



Atareado fuera del alma,
he buscado la razón para poder parar un corazón
y sólo encuentro mis ganas de sentirte revivir en mi.

Olvidado por el tiempo,
recuerdo siempre tu ultimo beso
y me ciego, por lo que se que soy, cuando pienso en ti.

Embrujado por un sueño,
vago perdido en el sentimiento que dibuja sonrisas
y miro embelesado las estrellas para leer en tus labios.

Amarrado en un destino,
creyendo que ver es engullir los Universos
dejo de pensar que fuera la casualidad la que nos presentó.

Escondido de la realidad,
creo mundos de furtivos encuentros
y regalarme con tu presencia, para no sentir que te pierdo.

Saturado de algún silencio,
escucho todos los murmullos a las caricias
y espero a que se escape algún te quiero sin dueño.

Enamorado de todo lo bello,
percibo donde sutilmente me arrastras
y me preparo, con tu pensar, ese encuentro.

Quizás sea el momento de decirlo,…quizás sea el momento.

1 comentario:

Rosa dijo...

Las caricias de tu voz me envuelven en un mundo de sueños y fantasias.
Tus palabras,ellas estan llenas de:seducción,amor,y dulzura,que llegan a alcanzar grandes sensaciones en mi corazón,dejando un suave y delicado bien estar. a la vez que arde en deseos de poder llegar a ti.
Ver el brillo de tus ojos,posados en los mios y sentir como me acaricia tu mirada,con timidez y a la vez inevitable.
tu mano temblorosa intentar tocar mi cara,posar la mano en en mi barbilla con la delicadeza con la que se coje una flor y posar el mas ardiente y delicado de los besos.