sábado, 11 de abril de 2009

RAMAS BAILANDO AL VIENTO










Manos que esconden un cuerpo desnudo
desplegando estaciones,
en otoños de bosques
e inviernos oscuros,
veranos colgados de ojos
y primaveras de piel,
aquellas que rodean de vahos calientes
las palabras ausentes,
que nombrando mienten
alientos para una boca
en fumarolas de poros inertes,
lava colada de los gemidos
y laderas de vida para la muerte,
palmas que acarician el cuerpo que late
refugiándose de invasiones,
cueva contra relámpagos
de miradas frías y calientes,
sombras de alma viva
latiendo en madejas de brazos ardientes,
manos que arropan la corteza
en que tu desnudo cuerpo se envuelve.



Fotografía de Mercedes Salgado

7 comentarios:

Lhunna dijo...

Sólo unas manos
son el suficiente
abrigo para
un cuerpo desnudo.
Preciosa.
Besazo

Elwimg dijo...

Cuerpo desnudo que se envuelve y se refugia en caricias ardientes...

Bellisima!!

BesoT

Amanteceres dijo...

La fragilidad de un cuerpo refugiándose del pudor de unas miradas y se protege entre abrazos y caricias, no puede existir algo más bello.
Dulce como la miel, bellísima como las flores recién salidas de un almendro…

Un beso

Caminantes en Aranjuez dijo...

me ha encantado, pero no puedo mejorar ni ampliar estos comentarios, me han dejado sin palabras y han expresado mejor que yo mis propias reflexiones ..... lo han dicho todo !!!.
Son un@s abuson@s ;-)

Lis dijo...

Me alegro si hice que volara tu fantasía.,o la del poeta. Muchas gracias.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Me encantan las ramas bailando al viento... Saludos!

Anónimo dijo...

Si realmente estamos sufriendo por un amor o desamor, es porque realmente hemos querido de verdad y creedme cuando digo que hay muy pocas personas en el mundo que haigan tenido ese privilegio de amar...........
una besada molt suau
carmettta