jueves, 12 de noviembre de 2009

EL SONIQUETE DE LA CELDA

Se de aquel que busca palabras
ya que no llega con la suyas y se emborronan,
confundido entre el olor y el aroma

sin saber que lleva el agua transparente.

Conozco al que cambio belleza por ocaso
sin sacar las manos de unos bolsillos falsos,
dando para la vida y la muerte los mismos pasos
y quedándose inerte como la misma roca.

Se de aquel que por ellas se vende
por el deseo de escribir de ambos,
defiende con los harapos de las manos
la lucha que no comprende.

Conozco al que sucumbió a su suerte
deletreando el vuelo de las mariposas,
encadenado a la vida de las estrofas
y selladas con la tinta de la muerte.

Aquel que se desvanece buscando
esas palabras maravillosas.




Fotografía de Esther Rivera

5 comentarios:

Un Colibrí Viajero dijo...

Cierra sus ojos dorados,
las nubes lo despiden
como blancos pañuelos
lanzados al aire
buscando las palabras
que llenen los espacios
en la noche iluminado
por luceros que hagan de ti
poeta creador versos de amor.
Un cálido abrazo te llegue con ternura

luciernagadeluz dijo...

Tan bello y sutil como las mejores de las palabras que se pueda encontrar.Un beso grande

Amanteceres dijo...

Aquel que es fiel a sus letras y en ellas se pierde de la forma más dulce, aquel que en ellas se Desvanece pero aun así brillan,
porque amar lo que las manos te guían con pluma y cuartilla, es amar la prosa y esta vive en la esencia de la Vida.

Un beso y otro por las ausencias.

Gabriel dijo...

Con palabras se construye
puentes
uniendo esfuerzos
voluntades
que nunca perecen


Un abrazo

ELWIMG dijo...

Quiero deletrar Mariposas, encadenarme a la vida de las estrofas, sellarlas con tinta transparente y desvanecerme en esas palabras tuyas maravillosas...

Me embeleso en tus renglones...

Un BesoT