martes, 8 de mayo de 2007

AVALANXHA

Sin intentar provocar las nieblas, he robado la intención por desvanecerme en algún suspiro del tiempo suscrito, o intentar balancearme sobre las pasiones, que como fábulas sedientas de verdad, saltan, buscando proposiciones.

Sin forzar la caída de la lluvia, he provocado la intimidad de la soledad que se ha extendido hasta estar sin ti, o he jurado a la torpeza no acompañarla en los tropiezos compulsivos de un corazón, que late, tras las sensaciones.

Sin rozar relámpagos, he enfurecido generaciones de dioses por no postrarme culpable de secuestrarme la vida, o por haber señalado mi alma compartida, lo que me arrastra a cualquier maldición, quemando, las incipientes ilusiones.

Sin secuestrar la mascara del sol, he pactado la verdad con las verdades y poder encontrar la inocencia del amor, o he iluminado la sombra de mi no ser, para alcanzar el universo perdido, de tus pequeñas cosas.

Sin creer en la magia de las tormentas, he caminado ciego tus caminos de libertad llagándome los pasos a tu cadencia, o montando en los sueños rebeldes, que furtivos te han vuelto a soñar, cautivo de emociones que me haces rozar.

Mi naturaleza busca la parte incompleta a mi alma.

2 comentarios:

Lita dijo...

Gira la cabeza y mira detras del muro que hay a tus espaldas. Habrán encontrado ellos su alma o algo que se le parezca? o puede que esten revolviendose en sus tumbas ya sin naturaleza?
Vive todo lo que tengas.

Anónimo dijo...

Tal vez tu naturaleza sepa bien dónde buscar la parte incompleta a tu alma... tal vez...
Tal vez te arrastra a ella sin intentar provocar las nieblas, sin forzar la caída de la lluvia, sin rozar relámpagos, sin secuestrar la máscara del sol, sin creer en la magia de las tormentas...
Déjate llevar... lo demás es lo demás...