miércoles, 9 de mayo de 2007

SIN DESEOS.



No deseo marchitarme en ti, ni descubrirte, porque en parte somos un todo y en parte una nada.
No deseo el encuentro sin buscarte, porque jugando con los deseos me desangro en tormento.
No deseo arrojar mis ojos a las estrellas buscando palabras que me hablen de ti, porque quedo ciego de universo.
No deseo volver al futuro, porque el presente se difumina en los sueños del pasado.

Nunca volveré a dejarme llevar de las sensaciones.

No deseo tener que pintar sin colores, porque aunque sin matices siempre te puedo acariciar.
No deseo susurrar más inválidas promesas, porque fenecieron en el intento.
No deseo saltar al vacío de las palabras, porque me arrastran mucho más allá.
No deseo perder el camino a la vida, porque una vez lo tuve.

No me dejare engañar más por la pasión.

No deseo romper los moldes de la existencia, porque seria dudar de los dioses.
No deseo salpicar ninguna sensibilidad, porque me juzgaría la conciencia.
No deseo resbalar en las caricias, porque mi alimento preferido sea el amor.
No deseo perderte, porque…

No querré perderte.


Con esto cumplo los tres deseos que te da la vida.

5 comentarios:

Luz. dijo...

...No deseo que no desees, que te bañen las sensaciones y que te lleven...
...Ni que la pasión, no te meza como mereces...
...No deseo que no desees, no perder lo que quiere ser perdido...
...Ni que te pierdas por no querer perder...
...No deseo soñador, que nada pueda no hacerte desear...
...Ni que nadie las alas, de cualquier forma, te pueda cortar...
Y, si te deseo, con intención: "un encuentro del deseo con pasion".



Un bonito deseo.

julieta dijo...

El pasado ya pasó.ya no podemos cambiarlo,sin embargo si podemos cambiar nuestros pensamientos acerca del pasado.Eres fenomenal un beso

Anónimo dijo...

Tus palabras me suenan a rendición...
a deánimo tal vez?
no deseo que dejes de sentir...
no deseo que olvides desear...

monse dijo...

Si quieres conseguir lo amado,lucha por recuperarlo y asi seras feliz . No dejes de desear lo deseado . la victoria es de los que luchan y tu eres un luchador. Suerte.

Lito dijo...

Es algo bonito colocarte como padre en tu posición, seguir de cerca el progreso de tu hijo y estar orgulloso de como caricia el tiempo las circunstancias que te rodean a ti y a los tuyos. En concreto y ahora a él.