viernes, 21 de diciembre de 2007

NIEVE DE CORCHO BLANCO


Es tiempo de deseos
limpios y tiernos como las almas,
hasta que se vuelven invisibles
en épocas que se derraman,
entre sueños de paz y amor,
como abrazos que abrigan de calmas.

Es momento de corazones llenos
principios eternos de ahoras que pasan,
sonrisas infinitas que no duelen
en instantes que se desparraman,
entre luces y colores sintiendo,
la brisa de los besos que nos dicen que aman.

Fotografía de Pedro Garcea



1 comentario:

PURI dijo...

ES MUY BONITA. ESPERO QUE TODOS TUS DESEOS SE HAGAN REALIDAD

¡¡FELICIDADES!!!