domingo, 25 de enero de 2009

SIN SABER CONTAR


Me escondo tras tus cánticos,
en la tinta que tiñe de negro
los dedos que la extienden
colgados de tus deseos,
sin la avaricia de la distancia,
sin la arboleda de los paseos,
sin un lago profundo de esperanzas.

Me escondo de la cima de mi mismo,
como si el relámpago doliera
esa imagen que de todo te ciega
alquimia inquieta de un abismo,
sin el torrente disperso de la vida,
sin el universo de tu presencia,
sin la imagen creada de primaveras.

Me escondo tras una puerta
que aunque abierta,
no es mas que una conciencia desvelada
tras una pasión de la que está esclavizada,
sin los faros de la mañana
tras los cánticos de las sirenas
huyo de las sombras que me cierran.

Sin saber como,
me escondo tras las falsas huellas de una estela…,
ocultándome tras un infinito de palabras.

6 comentarios:

efimero y abstracto dijo...

Es verdad Amigo..somos esclavos de nuestras pasiones...
buen fin de semana...

abrazo...sobre todo para el frio

Nausicaa dijo...

Yo tambien me escondo a veces, y siempre me termino arrepintiendo. Mejor afuera.

Amanteceres dijo...

Por mucho que te escondas siempre encontraremos tu rastro de luz...

Sambi dijo...

Me escondo detrás de un nombre,
estoy al otro lado,
a veces tan cerca de ti
que aun distantes te siento a mi lado,
Gracias por tu apoyo que me da confianza,
Gracias por tu amistad que me hace sentir más segura,
Gracias por acompañarme en mi locura,
Gracias por buscarme…
Es una caricia del Alma poder encontrarte.

Héctor J dijo...

Espero que te haya gustado el texto.
Ya me voy a la cama :D
Te quiero, no lo olvides.

Anónimo dijo...

*****