domingo, 23 de septiembre de 2007

SIEMPRE AMANECERES

Espejos de recuerdos llueven,
cada mañana gris que despierta,
trozos de blancas sábanas emborronadas de pensares,
caen incontables desde la neblinosa cortina
sembrando de historias las aceras,
multiplicándose al chocar contra la vida.

Lágrimas de pensamientos vuelan,
entre el bostezar de la calle abierta,
luces vacilantes se apoderan de sombras de sentires,
que vanas iluminan su oscura sentina
buscando sombras en las laderas,
difuminando esbozos de una sonrisa.

Locuras de instantes que saltan,
restos rotos de niebla cubierta,
caracolean risueños en brazos de nuevos amores,
ojos despegados, hijos de la siesta
escriben dibujando caderas,
esperando recibir óbolos que apuestas.

Andanzas de sentidos que vienen
abriendo de palabras las puertas,
manos que practican de mil formas las bellezas,
dedos de signos señalando la veleta,
letras ufanas sin caretas,
buscando refugio en la tinta muerta.
Fotografía de Pedro Garcea.

2 comentarios:

ANONIMO dijo...

Aparte de como lo escribes, es la forma tan bonita que tienes de decir las cosas,hacen que las palabras, aún siendo las mismas,tengan distintos significado,eres un cielo

Anónimo dijo...

Yo quiero ser tu musaaaaaaaaaa..jeje