miércoles, 25 de mayo de 2022

LA POESíA

 










Llegó con la mirada
se fue con la voz.
 
Me dejó en mis ojos
como conquistar la luz.
 
Se fue con la mirada
regresó con la voz.
 
Me enseñó la palabra
y los versos me prestó.
 
Se fue con el viento
y con el aire volvió.
 
Me llevó a su cielo
donde nadie pisó.
 
Llegó con tu mirada
y nunca más se marchó.
 

¡¡¡Feliz Cumpleaños!!!

 


viernes, 20 de mayo de 2022

Y DESDE ENTONCES

 











Y desde entonces,
mis labios dejaron de estar silenciosos
y la piel del agua se hizo fuego.
 
Desde entonces,
ando descalzo a las puertas del mundo
con un viento que rompe los instantes,
limpiando de mis venas los miedos
copando la vida de voces brillantes.
 
Desde entonces,
dejaron de ser mías las palabras
y por ti se hicieron estos versos.
 
Desde entonces,
busco en los restos de luz del anochecer
los reflejos que salpicaron las estrellas,
para domar las sombras del tintero
que persiguen con letras tus huellas.
 
Desde entonces,
he viajado por el rastro de la memoria
que ha dejado tu recuerdo en los poemas.
 

Fotografía de Esther Ribera

sábado, 14 de mayo de 2022

AMANTECER

Se abre la sombra partida
en la cúpula de la noche
sobre las palabras que transpira el sueño,
dejando huellas rotas
tras el reflejo del estéril espejo,
haces de luz escondida
que salpican con huecos de tinta
los verbos con los que juega el universo,
creando largos pasillos
en medio de cuartos ciegos,
se mezclan con una niebla triste
que se agita durmiente
en el oscuro compas de los luceros,
donde busco irredento
las huellas que dejan nuestros cuerpos,
aunque sigamos perdidos
sé que estarás y estaremos
al otro lado de la sombra del sueño,
para seguir las estelas oscuras
que nos hagan sentir eternos. 




sábado, 7 de mayo de 2022

LA CARICIA DEL PECADO



Por un sueño me he batido
con la pasión del cobarde,
contra la figura de la avaricia,
ante la carcajada del infame,
y he fingido el cuento
del que bien quisiera
olvidar lo vivido,
añorando la tarde
de un amor inocente que conociera.
 
Esa alma blanca
de un tardío empeño
que llenó de espuma los mares,
acabando con la meta
al lanzar un señuelo
que alcanzara horizontes,
encontrando el aliado
que se retó con los dioses
para derribar sus fronteras,
cruzando el desierto
descrito en el pañuelo
y encontrar su puerta secreta.
 
Y al terminar el combate
quisiera escribir el sueño
que pudieran ver las palabras ciegas,
despojarme del enjuto uniforme
y que la noche en el silencio se rompiera,
atraer el canto sin llamarlo
para que entre liturgias de nubes
bailar la balada del viento
que se precipita en la tierra.

 

  

sábado, 30 de abril de 2022

PROCLAMA

 








He aquí una voz
jugando a las asonadas,
trocando las rebeldes palabras
en filosas espadas
que sinceras reclaman
movilizar al mundo.
 
Luchan contra lo injusto,
contra la verdad pisoteada,
letras de temor emborronadas
de unos labios desembarcadas
que esconden una Luna pálida
detrás del sol de tu cielo.
 
La díscola voz
esa voz que nos llama,
cerca de ti, dentro de mi,
con la pasión
que te arrebata, te conquista,
te desarma.
 
Si la gritas
las palabras te asustan,
si la susurras, esa voz te arrastra,
animando a cambiar
las mentiras oscuras
por canciones en llamas.
 
He aquí mi voz
plena de ideas insensatas,
creyentes de la igualdad,
de la paridad y la libertad,
afónica por defender
todo aquello que se ama.

 

sábado, 23 de abril de 2022

SI LO HUBIERA SABIDO

 

Todo lo que he sido
borra la luz de mis ojos,
los fatuos desvaríos
que de mi han huido
sonríen entre las líquidas nieblas
diluidos en el volcán del olvido,
apagados por un dulce frío
para desaparecer en paz y sin ruido.
 
Lo que aún no he sido
con un simple adiós se ha ido,
como las estrellas que pierden el brillo
al robarlas sus latidos
o las huellas del camino
que se escabullen en los charcos,
aquello que me separó de mi destino
choco con el muro donde repica mi voz.
 
Lo que hubiera podido ser
o hubiera podido aparentar,
si hubiera escrutado la esquina de la noche,
si hubiera sabido escrutar,
si hubiera escuchado en los silencios,
si hubiera sabido lo que escuchar,
si hubiera seguido de las nubes los pasos,
si hubiera sabido seguir,
si hubiera subido lo que bajamos
o bajar lo que subimos,
si hubiera sabido que subir,
si hubiera sabido que bajar,
si hubiera encontrado lo buscado,
si hubiera sabido lo que buscar,
firmaría la vida con otro pasado
y no en las sombras de esta realidad.
 
Ser lo que he sido
en un ahora que amanece,
al buscar del amor su fuente
derramé toda la suerte en el vacío
soltando el alma en ese desafío
para saciar la sed de la eternidad,
bebiendo su sangre ardiente
para alcanzar la única libertad.


Fotografía de Esther Ribera

domingo, 17 de abril de 2022

PARARRAYOS DE TINTA




La fe de todo poeta
vive tras los reflejos
de un alma con pasado,
danzando con sus versos
bajo el rastro de luceros
que en sus manos se han posado.
 
Crece sobre hojas muertas
con la magia de la vida
que de su corazón ha brotado,
hablándose unos ojos a otros
embarcando letras vivas
en la sentina de su bajel enarbolado.
 
Palpita las sensaciones
de las luces del mañana
alzadas sobre sus andamios,
que de los sueños manan
con la voz de los tinteros
persiguiendo la calidez de unos labios.
 
Siente que pierde el amor
en los destinos que se aman
mientras se consume en los trazos,
de un quizás que nunca alcanza
que arma de cadenas la locura
al iluminar las palabras con sus rayos.


 
 

domingo, 10 de abril de 2022

HABLO DE LO RARO


















 
Hablo de una sombra clara
que amenaza de color triste,
de los largos ríos del cansancio
y su pálido recinto amortajado
donde el todo y la nada
se funden de frondosos espacios.
 
Y hablo de desnudar al mundo
en los nublados sueños de los deseos,
abriendo las costuras del viento
con lágrimas que se cargan de besos
mareando las alturas cercanas
de las distancias que marca el tiempo.
 
Y para hablar siso palabras
entre restos de rincones espesos,
un olvido que se deja olvidar,
esa superstición solitaria
que se comparte en el trato
de unos comprometidos versos.
 
Hablamos de escenarios
donde dijimos haber cambiado,
del instante que no ha pasado,
de no saber, de no reconocerse,
de tener que confesar
que nunca has sido el afortunado.
 

jueves, 31 de marzo de 2022

SOLLOZO ZALAMERO

 

El mirarte
es perderse en lo irrepetible,
es el placer que deja el hambre
en la mentira de la historia
y busca la verdad en tu nombre,
que solo es legible en la memoria
del libro de lo indescriptible.
 
Caminar
tras tu esbelta sombra
donde un hermoso abismo se abre,
es aprender que se puede volar
con las alas que rodean el orbe,
mojadas en aguas de bautismo
hechas de tiempo,
de fe, de devoción,
de noche, de luz,
de mar, de espera…
de la piel que da forma al destino.
 
Intuirte,
es atraparte en los sueños
regando el olvido de estrellas
con la pureza de la ilusión,
es usar palabras inútiles
en las lenguas que afila el rocío
para convertirlas en centellas,
despertando con tu luz al sonido
siempre que te nombran
y de cuyas noches brota el gemido.
 
El oir
tus secretos perdidos,
que en el vértigo de la quietud
dejaron de estar vacíos
para quedarse suspendidos,
es mirar a la nada
pensando en el todo,
caer en el filo de la espada
de un frío hielo dormido,
discutir con el eco
al escribir sobre la lluvia
de los tinteros de los que fluyen
versos de pasos líquidos,
brotando famélicos
sonámbulos, ateridos.
 
Presentirte,
es respirar el colorido jardín
al encontrar los olores
que dan al alma sentido,
es manchar con latidos
los campos blancos abandonados
de las palabras olvidadas,
que por amor,
en mis manos se han escondido.


 Fotografía de Esther

¡¡¡Feliz Cumpleaños!!!


domingo, 27 de marzo de 2022

ES LA HORA

 










Es ahora la hora
de arrancar de la tierra
la raíz del miedo,
la hora de enmudecer
el grito asesino
de los que adoran el fuego,
de los que gobiernan con muerte,
de los que siembran incendio,
la hora de borrar las siluetas
de los cínicos avaros
con tan solo un pensamiento,
de los que no comparten nada
desenmascarando
al mentiroso y al necio,
de revelar a los creyentes
que su única verdad
la defienden sin saberlo.
 
Es la hora
de sacudir el alma
para tenderla en el cielo,
es tiempo de abrir
las alas plegadas
e iniciar el vuelo,
de palpar los aromas del viento,
de sentir la luz del mundo,
de pasar del infierno,
de conquistar el tiempo
viviendo los instantes
que no se vivieron,
de pensar lo que fuimos
de lo que somos
y lo que seguiremos siendo,
hora de liberar la vida
regalando abrazos
con la caricia del beso.
 
Es ahora la hora
de sentirnos eternos.
 
Fotografía de Pedro Garcea

miércoles, 23 de marzo de 2022

QUIMERA DEL SUSPIRO

 








Propongo que se aclare el dilema
de los suspiros dormitando.
 
Que un verso abra mil puertas,
que la hoja que cae levitando
deje de estar muerta,
que cuanto miren los ojos
al alma llegue rozando.
 
Imagina cielos nuevos
que den vida a los poemas.
 
Que una lágrima persiga a otra
sobre una pena resbalando,
construyendo un muro al llanto
con ladrillos de sonrisas
llenando de alegrías sus vasos.
 
Escribe en nombre de la rosa
y hazla florecer en un canto.
 
Que las manos den la vida,
que el sol y la Luna sigan jugando
y la oscuridad del tiempo
se difumine entre brillantes brisas
que tu luz sigue creando.
 
Abre las ventanas de la noche
para que sueñes y sigas soñando.

 

Fotografía de Pedro Garcea

sábado, 5 de marzo de 2022

EXORDIO



Hacia donde miro
cuando sueño despierto
sin que me desborde el vacío.
 
Asido a la pluma
ciego de una triste niebla
deambulo sobre la cresta
de un blanco precipicio,
nervioso por el ruido
de un roce de mariposas
siento que respiro
si noto tu respiración.
 
Acampo en las hojas
que laten de letras
sobre el lienzo del agua
con reflejos de tu voz,
e inicio la melodía
al soñar los deseos
colgados de unos besos
si los acaricia el amor.
 
Siempre serás el principio,
aunque no te vea
cuando sueño dormido,
siempre te tendré conmigo.
 

jueves, 24 de febrero de 2022

PENúLTIMA NOSTALGIA



 

Estabas en mis sentidos
cuando el amor era un gesto
que llenaba el vacío,
donde todos los sonidos
dejaban mi cuerpo dispuesto
a bailar por siempre contigo.
 
Y guardé la voz en el bolsillo
al echar leña a la hoguera
pero el fuego no estaba vivo,
e inventé palabras en llamas
para conjurar lo perdido
con el rito mágico de las letras.
 
Y afilé los versos
con la piedra del suspiro
de un corazón renacido,
enterrando la rima
para abonar los blancos campos
con dentados entresijos.
 
Estabas a mi lado
cuando el amor se había ido
arrodillado de fracaso,
y regalé esperanza
cuando solo me quedó
la nostalgia por camino.