lunes, 22 de noviembre de 2021

LáGRIMAS DE ESPEJO


 Hay una imagen
reprochándose a sí misma,
por lo que ve, por lo que ha visto
y por lo que imagina,
está perdida en los rostros
inscritos con latidos
a la espera de unos ojos
que se miren a sí mismos.

Hay un cara a cara
tras ese cristal de infinito,
por lo que no ve, por lo que no ha visto
y por lo que nunca imaginó,
dejando los sueños rotos
resbalando de abismos,
junto a los deseos perdidos
que no son y nunca han sido.
 
Llueven los reflejos
sobre la patena del destino,
salpicado el horizonte de espejismos
por lo que han de ver
al romper con rayos el cristalino
donde se cuartea la piel
con lo que será, con lo que es
y con lo que ha sido.


Fotografía de Gemma 


sábado, 20 de noviembre de 2021

PERDIDO EN TI








 


Hace tiempo
que busco en los bolsillos
algún suspiro desterrado,
ese que se quedó atrapado
al huir de mis manos
tras la niebla de unos visillos,
y echo en falta
la bocanada de sonidos
que susurraban las estrellas
cuchicheando entre ellas
sobre unos ecos perdidos,
esos que me acercaban tu voz.
 
Y sigo buscando
leer en la estela de los cometas,
llenar los vacíos inquietos
interpretando los sueños
sentidos en las caricias secretas,
caer en las trampas de un beso
que unos labios aletearon
y vuelan con la brisa pasajera,
sumergirme más allá del cielo
para acurrucarme en tus latidos
y perderme en tu ribera.

Estoy rebuscando
en un anteayer de sombras
entre serenatas de grillos,
con los millones de ruidos
que el silencio atrapa
cuando tú me nombras,
y sigo escudriñando
a los fantasmas que espantan
los recuerdos que me asaltan
en los versos que te escribo,
y así sentirme acompañado.
 
Me queda un horizonte
que no termino de alcanzar,
donde se fugaron las miradas
atesorando las vidas pasadas
transitadas alguna vez contigo
que ya no me volverán a mirar,
y aunque persisto en el camino
me pierdo en mil y una huellas
iluminadas por nocturnas centellas
sin querer saber que ando perdido,
tan solo perdido en ti.
 

 Fotografía de Pedro Garcea

 

sábado, 13 de noviembre de 2021

GIGANTE QUE NO SE VE

 










Atolondrado y confuso

arde como fuego sin llama,
es la herida que no sangra,
dar sin querer coger,
el dolor que no termina de doler
con la alegría del descontento.
 
Es querer sin querer,
una soledad en muchedumbre,
hacer de la alegría costumbre,
reír sin la sonrisa
al pronunciar su nombre,
es no ganar y no perder.
 
Apasionado y confiado
es el preso de la libertad,
pagar la mentira con lealtad,
servir siendo el señor,
tener por guerra la paz
y saber porque no duda el amor.

 

jueves, 28 de octubre de 2021

CERA ALEDA

 

Aquella sombría madrugada
caminaba repleta de aromas a santidad,
regalando al viento su mustia soledad
al revolverse viva y alocada.
 
Esa oscuridad sin palabras
donde las lágrimas se quedaron sin filo,
donde las miradas colgaban por hilos
y el tiempo latía de instantes perdidos
que a los ojos cerrados partían,
abriendo el abismo del destino
de entre los sueños que más dolían
fluyendo en las aguas de su negro río,
con el eco de sus versos perseguían
las letras apiladas en un silo
que fueron fundidas por un fuego frio
siendo tan solo almas blancas que fluían.
 
De su mundo oscuro hizo claridad
atrayendo la luz agazapada
en esa espesa alborada
con un intenso beso de luminosidad.
 

lunes, 18 de octubre de 2021

SOÑAR con UN POEMA


 















Sueño con un poema
que brote de un mundo indefinido,
nacido de un futuro adormecido
en la nido de la imaginación,
para que los sueños no me desvelen,
que los silencios no me griten,
que las sombras de la noche no se revelen
y conquistar la luz que ha fenecido.
 
Quiero crear sueños del presente
robados al cofre de un pasado fundido,
encontrar los ecos que se han perdido
en el verso que juega impenitente,
y que el olvido no me robe el recuerdo,
que los secretos no me asalten,
que las distancias tengan atajos
para extender una sonrisa en el horizonte.
 
Quiero escribir a los sueños escondidos
sin que sus nocturnas siluetas me acechen,
crear un mundo donde las caricias crecen
con estrofas que canten de bullicio,
para que los silencios despierten,
que no me atrape la cárcel del olvido,
que no me dé nunca por vencido
y tener la imaginación siempre presente.
 
Sueño con versos sencillos
llenando océanos de ilusión
en la inmensidad de la ensoñación
siendo una ola que en la pluma ha florecido,
y que sepamos vivir el presente,
parar el inexorable compás del tiempo,
que los miedos no vuelen como el viento
para tener en mi corazón los cinco sentidos,
para que en un futuro el mundo despierte.


Fotografía de Pedro Garcea

miércoles, 29 de septiembre de 2021

VOLTEADO

 



La cargada pluma
acompaña mi soledad
acercándome la eternidad
en una precipitada caída
para ponerme boca abajo,
 
con la pluma del presidio
atrapo cobardía y valor
encerrando la alegría y el dolor
al describir el delirio o la pasión
que me pone boca abajo,
 
en la pradera del papel
versa tristeza y ocaso
contado el cuento paso a paso
con la magia del relato
que me pone boca abajo,
 
el recuerdo del olvido
te hace nacer cada día
del presente hacia el pasado
volando entre la tierra y el cielo
en tan solo una hoja vestida de blanco.

 


jueves, 23 de septiembre de 2021

CíRCULO

 

Y siempre vuelve el mismo sueño:
encontrándome del espejo al otro lado,
camino de una vida que espera
tras el paso de una luz que se aleja
entre reflejos de un sol abandonado,
oigo acercarse entre recuerdos
voces que se visten de belleza
tan rápida que se despereza
haciendo del presente pasado,
veo en el brillo de una estrella
la caricia de una voz que destella
con sones que te nombran de soslayo.
 
Mientras, el horizonte se ha derramado
por las lindes que dibujan los luceros
sobre un universo que reverbera,
y cuando parece que el eco despierta
abriendo sus alas al horizonte
esparciendo sus voces por la escena
los silencios usurpan la noche,
cuelgan estrellas bajo mis párpados
para congelar tu imagen en topacios
y que en mis ojos aparezcan tus labios
volviendo siempre el mismo sueño:
al encontrarme del espejo al otro lado.

 



sábado, 11 de septiembre de 2021

PERDIENDO EL MIEDO A SOÑAR











Hoy comienzo a guardar los sueños,
sueños hechos pensamientos
que estaban dispuestos a morir en mí,
ayudados por un viento
que levanta el polvo del recuerdo
y con una marea de océanos
los balancea en su memoria.
 
Quiero guardar con palabras
lo que vieron mis ojos cerrados,
las estrellas que alcancé
sin haber volado,
el llorar de la soledad
en un árbol deshojado,
asir las fuentes del hielo
del que beben los pájaros,
contar senderos sin hambre
con los dioses mendigando,
verter copos de lágrimas
que aún no se han derramado,
llorar en el filo de las horas
las caricias que olvidamos,
ver a la noche anillarse
con estrellas al mirarnos.
 
Quiero deletrear tu nombre
entre nombres jamás pronunciados,
tentar a las lejanías
a que den los primeros pasos,
darle a unos brazos abiertos
toda la intención de mis actos,
llevar el límite del mundo
a tus ojos enamorados,
sentir los abismos del deseo
al saber que nos encontramos,
latir con el valor que habita
en el universo de los abrazos,
seguir el color que abriga
al infinito cuando nos besamos,
oir a las gotas de la memoria
atesorar la verdad entre sus manos.
 
Hoy los sueños volverán a latir,
sueños hechos de versos fugados
que han perdido el miedo a vivir,
antes que el alba vuelva a separarnos
quiero sentir su piel junto a mí
cerrar los ojos a su vera
para seguir soñando.


  

jueves, 2 de septiembre de 2021

HECHIZO


 






La pompa de un hechizo
surge en mí, furtiva,
como lucero misterioso
consumiendo la vida sin reposo
al notar una presencia viva,
sin hacer ruido, dudosa,
con la insistencia de un eco rabioso
que brota con salvaje alboroto
entre destellos de una Luna altiva.
 
Se hacina entre cuatro paredes,
escuchando su latido
fingiendo estar escondido
entre pócimas y probetas,
mueve sin hilos las veletas
cruzando el aire parsimonioso,   
con desnuda paciencia
y con calma sangrante
recita su fórmula secreta,
dotada de inocencia
destronando al durmiente
vestido de sol poniente
cacique de la impotencia,
despertando sonriente
la salada resaca del creyente
haciendo brotar en mi mente
la magia con sueños de impaciencia.
 
En la marmita he vertido
osadía, aliento, suspiro,
ánimo, coraje, alivio,
alegría, locura, vicio,
timidez, descaro, disidencia, 
caldos que brotan de un libro
labrados en un muro viviente
que conjuro cuando escribo
si empiezo a notar tu presencia.

 

Fotografía de Gemma

viernes, 20 de agosto de 2021

CAMBALACHE


 
Cambia el viento
cuando el viento pasa,
pasan las edades
y cambia la fe mundana.
 
Cambia la esperanza
todo el mundo cambia,
mudan los ecos,
trucan acechanzas
y las mañanas que se escapan.
 
Todo es distinto,
termina siendo mudanza,
del mal queda un recuerdo
y del bien una añoranza,
que el tiempo con la edad desgasta.
 
Todo cambia cada día
como el ave que canta,
hasta que un día el tiempo muere
cubriendo con su frio manto
cualquier cambio que nazca.


Fotografía de Pedro Garcea 


jueves, 12 de agosto de 2021

CERRANDO LOS OJOS



La oscuridad se cierne
tras los cansados párpados,
dejando bajo la piel los signos de la aurora.
 
Esa luz que se esconde sola
en el nicho de la sombra,
sumergiéndose de una eternidad mojada.
 
Bajo la oculta mirada
hay un mundo de tinta vagando,
ocultando los silencios que de vacío afloran.
 
Pasionales cortinas que brotan
con la dulce caricia de la ceguera,
como el momento que se nos hizo ayer.
 
Amor que no pudo ser,
hendido en los profundo
y del que solo escucho su grito furibundo.
 
Sordo ruido del mundo
que de tu voz sigue colgado,
aleteando con latidos entre las sábanas.
 
Terco sueño sin palabras
agazapado entre las manos,
que solo te ve con los ojos cerrados.

 


sábado, 7 de agosto de 2021

DULCE DOLOR




 






Susúrrame al oído esa dulce palabra
en letras que se asomen a tus labios
como cada noche que duermo a tu lado,
donde me voy muy lejos,
contigo,
soñando,
llevándome todos mis sueños,
que no es mucho ni poco
es lo que has encontrado,
lo que fui, que es para volverse loco,
lo que ahora soy, un eco deambulando.
 
Llevo todo mi equipaje en los brazos,
esos mismos que te rodearon
sin apenas peso en un cuerpo extraño,
dejando el miedo apartado,
de los abrazos,
del corazón,
que sigue latiendo con un ruido azorado,
enfrentándose pulso a pulso
con todo lo que puedo hacer,
discutiendo con los versos
que aún falta deletrearlos
para terminar el canto.
 
Cada noche el silencio me cobija
entre luces que se desprenden sin rencor
inmerso en un barco de estrellas navegando,
reanudando el camino,
lento,
pausado,
que sin saberlo creía olvidado,
aprendiendo a correr el velo
que con las palabras he recordado,
en el mundo que solíamos ver
de no conocerte ahora
no me importa volverme a caer 
y portar el dulce dolor que he soñado.


Fotografía de Gemma

 

miércoles, 21 de julio de 2021

CONTíGUO

 


Es una alegría
estar suspendido
entre la noche y el día,
ser el círculo divino
del invisible centro
que son tu vida y la mía.
 

Interpretando a ANTONIO COLINAS

Fotografía de Gemma